Zelaya y Micheletti frente a frente en Costa Rica

0
375

Por MARIANELA JIMENEZ

SAN JOSE – El gobernante depuesto de Honduras Manuel Zelaya y el mandatario designado Roberto Micheletti se sentarán frente a frente en el salón principal de la casa privada del presidente costarricense el jueves para iniciar un diálogo en busca de solución a la crisis hondureña.

El presidente anfitrión Oscar Arias, ganador del Premio Nobel de la Paz en 1987, actuará como mediador en las conversaciones, que sufrieron un contratiempo de último momento por la negativa de Micheletti para desplazarse a la vivienda.

Además, la ministra de Comunicaciones, Mayi Antillón, precisó que la reunión principal será precedida por bilaterales que podrían demorar más de lo previsto.

No obstante, para el eventual encuentro tripartito, las delegaciones contarán con espacio para ocho personas cada una, aunque aún no se ha confirmado los nombres de los participantes hondureños, manifestó el vocero del ministerio de Presidencia, Pablo Guerén.

Cada delegación contará con cuatro representantes principales y detrás de ellos habrá espacio para cuatro asesores.

El salón principal, de maderas y adornado con libros, cuadros, premios y reconocimientos de Arias, cuenta con tres mesas principales en forma de «u» con la delegación costarricense en el centro, las hondureñas frente a frente y todos mirando hacia un jardín.

Hasta el momento solo se conoce la conformación del grupo costarricense, encabezado por Arias y su hermano y ministro de Presidencia, Rodrigo Arias, el canciller Bruno Stagno y la ministra de Justicia, Viviana Martín.

Como asesores se ubicarán Antillón y el chileno John Biehl de la OEA,

Guerén indicó que dentro de la vivienda no hay presencia policial y que todo está programado para que los presentes almuercen e incluso cenen dentro de la casa.

«Esto puede extenderse hasta mañana incluso», comentó.

En las afueras del recinto, la prensa se mantenía bajo dos grandes toldos que se colocaron debido a la amenaza de lluvia. Otro más pequeño se dispuso en el frente, con flores, para posibles declaraciones.

A los alrededores llegó un manifestante con una pancarta que decía «Por favor don Manuel y don Roberto piensen en los hijos de Honduras. Gracias don Oscar». Luego otros cinco jóvenes llegaron con ortando una manta que rezaba: «Arias, sos parte de la maniobra militar».

La casa privada de Arias se ubica en la zona exclusiva del oeste de San José, donde los retenes policiales se extendían 200 metros antes con presencia de gran cantidad de oficiales de Tránsito, Seguridad Pública y de la Policía Turística.

Se trata de una vivienda esquinera de una planta, rodeada por muros color terracota, una entrada principal y otra al costado.