Yahoo y Microsoft se aprestan a rivalizar con Google

0
366

Por MICHAEL LIEDTKE

SAN FRANCISCO — Yahoo Inc. invirtió miles de millones de dólares en su máquina de búsqueda de Internet en los últimos seis años antes de percatarse de que tenía más sentido encargar la tarea a un tercero, volviendo a la posición que los cofundadores de la compañía habían asumido después de iniciar su directorio en la red a mediados de la década del 90.

El nuevo cambio de dirección pondrá a su rival Microsoft Corp. en control de los resultados de las búsquedas y la publicidad que aparece en el concurrido portal de Yahoo, siempre y cuando la propuesta asociación sea aprobada por los reguladores antimonopólicos en Estados Unidos y Europa.

El acuerdo por 10 años anunciado el miércoles pone fin a una expansión iniciada por el ex director general de Yahoo, Terry Semel, quien renunció bajo la presión de los accionistas hace dos años. El rechazo de la estrategia de Semel significa el retorno a la posición propugnada por los cofundadores Jerry Yang y David Filo en los inicios de la compañía.

Dos años después de lanzar lo que se conocía originalmente como «La Guía de Jerry y David a la World Wide Web», Yang y Filo llegaron a la conclusión de que Yahoo no sería capaz de indexar todos los nuevos sitios que proliferaban en Internet sin mayor automatización y sofisticación.

En vez de gastar el dinero propio en perfeccionamientos costosos, Yahoo contrató a AltaVista para suplementar su máquina de búsqueda y más adelante apeló a Inktomi. Esas decisiones le permitieron liberar más fondos para contenido atractivo y desarrollar otros servicios que establecieron su portal como la mayor atracción en Internet.

Cuando la indexación se tornó aun más complicada en el 2000, Yahoo buscó la experiencia de una ambiciosa operación emergente llamada Google.

En una operación de la que más adelante se arrepintió, Yahoo promovió la marca Google junto a su máquina de búsqueda para mostrar dónde conseguía sus resultados. La exposición en una de las páginas más populares de la red derivó a millones de personas a la máquina de búsqueda de Google, que rápidamente suplantó a Yahoo como el lugar para hallar cualquier cosa en la red.