Wall Street ayudó a Grecia a ocultar problemas financieros

0
403
"/>

NUEVA YORK (AP) — Mientras la deuda griega atosiga a los mercados mundiales, documentos y entrevistas indican que con ayuda de Wall Street, la nación mediterránea se afanó durante más de una década en superar el tope de endeudamiento fijado por la Unión Europea, según un diario estadounidense.

Una de esas estratagemas, creadas por Goldman Sachs, ocultó miles de millones en deudas a los interventores de Bruselas, dijo el domingo el diario The New York Times.

Las tácticas de Wall Street, parecidas a las que crearon las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, empeoraron la crisis financiera que padece Grecia y minaron la fortaleza del euro al permitir a los gobiernos del Viejo Continentes ocultar sus deudas, afirmó.

Incluso cuando la crisis se acercaba a su momento culminante, los bancos intentaron ayudar al gobierno griego a retrasar el momento de la verdad, dijo el diario en un artículo donde citó fuentes anónimas.

A principios de noviembre — tres meses antes que Atenas fuera el epicentro de la ansiedad financiera global — un equipo de Goldman Sachs llegó a la capital griega con una propuesta novedosa para los gobiernos agobiados por el pago de sus facturas, según dos personas informadas sobre lo tratado en la reunión citadas por el periódico.

Los banqueros, encabezados por el presidente de Goldman, Gary D. Cohn, ofrecieron un instrumento financiero que habría postergado las deudas del sistema de salud griego a un plazo muy largo, al igual que cuando los propietarios de viviendas firman una segunda hipoteca para pagar sus tarjetas de crédito, dijo el NYT.

La estratagema ya dio resultados con anterioridad. En el 2001, poco después que Grecia fuera admitida en la unión monetaria de Europa, Goldman ayudó discretamente al gobierno a obtener créditos por miles de millones, dijeron las personas familiarizadas con la transacción.

El acuerdo, ocultado al público porque fue manejado como una operación de divisas en lugar de un crédito, permitió al gobierno de Atenas satisfacer las normas europeas sobre el tope del déficit al mismo tiempo que continuaba gastando dinero que no tenía, según el Times.

Atenas no aceptó la última propuesta de Goldman, pero a medida que Grecia se hundía agobiada por el peso de su deuda soberana y con la promesa de sus acaudalados vecinos de ayudarle, los acuerdos de las últimas décadas han planteado interrogantes sobre el desempeño de Wall Street en el más reciente drama financiero mundial, afirmó el diario.