«Vaquero Desnudo» se postula para alcaldía de Nueva York

0
402

Por VERENA DOBNIK

NUEVA YORK — Un actor, cantante y comediante conocido como el «Naked Cowboy» (Vaquero Desnudo) se postuló el miércoles para la alcaldía de Nueva York con la promesa de lograr transparencia en la política, y para demostrarlo hará campaña en calzoncillos.

«Sé cómo hacer más con menos», dijo el actor y cantante Robert Burck, vestido en sus característicos calzoncillos blancos, botas y sombrero texano, al tiempo que anunció su campaña en Times Square.

Burck de 38 años, que también se ordenó como pastor, obtiene monedas de los turistas con quienes se toma retratos, cuenta chistes y compone canciones graciosas con la guitarra que lleva siempre colgando sobre su pecho desnudo.

Hará campaña como candidato independiente ante el alcalde Michael Bloomberg, multimillonario que se lanzará por su tercer periodo.

El Vaquero Desnudo insiste en que no necesita ropa para hacer su campaña.

«No me verán comprándome un traje nuevo porque estoy en campaña para la alcaldía, no con el dinero de la ciudad», dijo.

Para él no tener ropa está ligado con la transparencia

«Estar desnudo es mucho más que no llevar ropa, se trata de la transparencia en la política y de decir la verdad al desnudo».

El año pasado el vaquero calificó a Bloomberg como una «opción excelente» para la alcaldía, pero ahora cree que él mismo sería un candidato mejor.

«Yo salgo a la calle todos los días y trato con todo tipo de personas en el mundo, negros, blancos, cafés, de colores», dijo.

En los últimos 10 años el vaquero ha ganado hasta 1.000 dólares al día trabajando en la plaza de las 11:00 de la mañana a las 2:00 de la tarde, aunque también ha donado algo de sus ganancias a la beneficencia.

Burck se graduó en ciencias políticas en la Universidad de Ohio, también ha escrito varios libros de superación personal, publicados por él mismo, y tiene un disco de música country.

El miércoles habló sobre sus promesas de campaña, incluyendo préstamos sin intereses de 10.000 dólares a 1.000 empresas pequeñas, algunas medidas de ahorro de energía y botones electrónicos para llamar a los taxis en las esquinas de las calles.

También quisiera construir una capilla en Times Square donde podrían casarse parejas gay y heterosexuales «un negocio de bodas millonario que rivalizaría con Las Vegas».

Sobre los fondos de campaña, el candidato frugal bromeó un poco: «No tengo gastos, soy propietario de 40 pares de calzoncillos, un auto y una maleta».

Y aprovechó para criticar a su opulento rival: «Tiene miles de millones y ¿qué se compra con eso?, sólo publicidad».

___