US Open: Oudin da otro batacazo; Federer se lleva susto

0
316

Por ERIC NÚÑEZ

NUEVA YORK — La marcha sorprendente de Melanie Oudin en el Abierto de Estados Unidos cobró otra víctima: Maria Sharapova.

Como si fuese un cuento de hadas, la chica estadounidense de 17 años se ha convertido en la sensación del último Grand Slam de la temporada tras clasificarse a los octavos de final con un triunfo 3-6, 6-4, 7-5 sobre la zarina rusa.

«La verdad es que ahora mismo no se me ocurre nada que decir», dijo Oudin, apenas conteniendo el llanto al ser entrevistada en la cancha del estadio Arthur Ashe. «Lo único que traté de hacer fue pelear con todo».

Otra que está teniendo un torneo para no olvidar es la argentina Gisela Dulko, quien también se metió entre las 16 mejores al vencer 6-3, 6-4 a la kazaja Yaroslava Shvedova, emulando su mejor actuación en los Grand Slams.

En un sector de la llave femenina que ha sido depurado de figuras de renombre tras los reveses de las serbias Jelena Jankovic y Ana Ivanovic en las rondas iniciales, Dulko puede ilusionarse con llegar más lejos en el cemento de Flushing Meadows.

«Está muy competitivo, todas se están animando contra las buenas y está muy abierto el tenis femenino. Yo espero poder aprovechar», declaró Dulko. Su rival de turno será la ucraniana Kateryna Bonderenko, quien en la primera ronda eliminó a Ivanovic.

A fuerza de garra, Oudin se ha encargado de bajar a dos preclasificadas rusas en forma sucesiva, ya que en la anterior etapa había dejado en el camino a Elena Dementieva (4) y ahora dio cuenta de Sharapova (29). En la siguiente ronda se topará con otra rusa, Nadia Petrova (13).

Sharapova, campeona del Open en 2006 y una ex número uno del mundo en plan de regreso tras operarse el hombro, se cavó su propia fosa al cometer 21 doble faltas. En un absurdo desenlace, Oudin y Sharapova se quebraron mutuamente el saque en seis ocasiones consecutivas hasta que la local defendió su servicio para cantar la victoria.

«Me he demostrado que puedo jugarle de igual a igual con las mejores chicas», dijo Oudin, quien ya había hecho ruido cuando en el último Wimbledon eliminó a Jankovic.

Durante un breve momento se pensó que la rama masculina sería sacudida por sorpresas, pero Roger Federer y Novak Djokovic se recuperaron tras perder el primer.

Federer fue de menos a más y se recuperó de un primer set plagado de errores para derrotar Lleyton Hewitt y acceder a los octavos de final. El suizo se impuso 4-6, 6-3, 7-5, 6-4 sobre el ex número uno australiano para alargar a 37 partidos su racha de triunfos en Flushing Meadows.

Como película repetida, Novak Djokovic también cedió el set inicial antes de reaccionar para superar 6-7 (2), 6-3, 7-6 (2) 6-4 a Jesse Witten, un estadounidense de 26 años que era el jugador con el peor ranking de los que seguían en competencia.

Por antecedentes, el que Hewitt puso en aprietos a Federer no causó sorpresa. Pero el despliegue intermitente de Djokovic, el cuarto preclasificado y campeón del Abierto de Australia de 2008, contra el número 276 del mundo sí lo fue.

Witten disputaba apena su segundo Grand Slam y había dicho que a inicios de año había contemplado renunciar al circuito.

Pero se creció al verse en la segunda cancha en importancia, la Louis Armstrong. Se recuperó de un 5-2 en contra para alzarse con el primer set en el tiebreak.

Tampoco fue el partido más brillante, con 16 quiebres de saque, y al final Djokovic precisó de su jerarquía para salir bien librado.

Federer intenta convertirse en el primer hombre desde Bill Tilden (1920-25) que gana el US Open seis años consecutivos.

Con ventaja de un quiebre y sacando en 4-2, 40-0 en el primer set, Federer se metió en aprietos y empezó a fallar con sus disparos. Hewitt, campeón del Open de 2001, aprovechó los errores de su oponente y ganó el primer set.

Pero Federer se recuperó a partir del segundo para conseguir su 14ta victoria al hilo contra el australiano.

«Fue siempre cuestión de tenerme fe de que podía darle la vuelta», dijo Federer.

El checo Radek Stepanek (15) también superó la tercera ronda con un triunfo 4-6, 6-2, 6-3, 6-3 sobre el alemán Philipp Kohlschreiber y será el próximo rival de Djokovic.

Viniendo de atrás en el quinto set, el español Fernando Verdasco (10) superó 3-6, 7-5, 7-6 (8), 1-6, 6-4 al alemán Tommy Haas (20). También ganaron el ruso Nikolay Davydenko (8) y el sueco Robin Soderling (12).

Todavía ninguno de los 16 primeros preclasificados del torno ha perdido.

Más tarde, Andy Roddick se medía con John Isner en un duelo entre estadounidenses, y la número uno de la rama femenina, la rusa Dinara Safina, lo hacía contra la checa Petra Kvitova.