US Open: Del Potro cada vez más cerca del título que mas desea.

0
314

Por ERIC NÚÑEZ

NUEVA YORK — Se dice que Roland Garros es el torneo predilecto para los tenistas argentinos, pero Juan Martín Del Potro no comulga con esa corriente.

Flamante semifinalista del Abierto de Estados Unidos, Del Potro dice que el último Grand Slam de la temporada es el certamen de sus amores, el que se desvive con ganar.

Después de ganarle 4-6, 6-3, 6-2, 6-1 al croata a Marin Cilic, Del Potro está a dos triunfos más de hacer realidad su sueño en el cemento de Flushing Meadows y no en la arcilla parisina, la superficie en la que los argentinos son especialistas por excelencia.

«No lo puedo explicar», dijo Del Potro sobre su obsesión de salir campeón en Nueva York. «Es mi superficie favorita, en el estadio más grande de todos. Muchos argentinos vienen a ver los partidos. En lo que a mí respecta, es el mejor».

Al avanzar a su segunda semifinal en un major de su carrera, las dos esta temporada, Del Potro aseguró que a partir del lunes volverá al quinto escalón de la clasificación mundial a costa de Andy Roddick.

Con tono enfático, sin embargo, Del Potro dejó en segundo plano los rankings.

«Me pone contento, pero no vine a este torneo a recuperar el quinto puesto», sostuvo. «Ojalá sigue avanzando en lo poco que queda del US Open. Estoy cada vez más cerca de cumplir un sueño. Eso sí me gustaría, no ver el lunes el ranking y cambiar la posición».

Se quedó con las ganas de conocer la identidad de su rival de turno, ya que el partido entre el español Rafael Nadal y Fernando González no se pudo pudo completar por la lluvia. Nadal iba en ventaja en el desempate del segundo set tras haber ganado el primero

Del Potro cumplirá los 21 años en menos de dos semanas y un buen regalo que podría hacerse sería levantar el trofeo de campeón del torneo, algo que sólo dos compatriotas suyos han logrado. El primero fue Guillermo Vilas en 1977 y luego Gabriela Sabatini en 1990.

Su duelo del jueves ante Cilic, un adversario con su misma edad y estatura (1,98 metros), no arrancó en forma alentadora al perder el primer set.

Pero Del Potro apeló a la perseverancia para darle la vuelta.

«Seguí luchando y firme esperando mis oportunidades, y cuando las tuve las aproveché», señaló Del Potro, quien no parpadeó en ninguna de las ocho ocasiones de quiebre de saque que dispuso.

Cilic, el 16to preclasificado que venía de sorprender a Andy Murray, reconoció que se quedó sin respuestas ante el repunte de Del Potro a partir del segundo set para remontar un 3-1.

«Levantó ostensiblemente y no me permitió que dictase el juego. Dejó de fallar», señaló. «De un momento a otro pasó a dominarme y no me dejó encontrar soluciones para reaccionar».

Fue aquí donde Del Potro hizo valer su mayor experiencia en las instancias decisivas. Mientras Cilic por primera vez alcanzó la ronda de cuartos en un Slam, Del Potro ya lleva cuatro. También semifinalista en Roland Garros, donde Roger Federer tuve que exigirse cinco sets para doblegarle.

Cilic no tuvo reparos en reconocer que la falta de partidos contra los miembros de la elite del tenis masculino le pasó factura. «Necesito jugar bastante a un nivel tan alto como este para poder sostener mi juego mucho más», resaltó.

Del Potro, en cambio, admite que ahora es un jugador con más aplomo para reponerse de las adversidades.

«La cabeza ayuda en esto», dijo Del Potro. «Siempre peleo hasta el final porque en cualquier momento se te va a presentar la oportunidad para revertir cualquier situación».