Uribe recoge comprensión de Bachelet

0
445

Por FEDERICO QUILODRAN

SANTIAGO DE CHILE (AP) — El presidente colombiano Alvaro Uribe recibió la comprensión de Chile en su propósito de establecer acuerdos militares con Estados Unidos, al señalar el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet que respeta sus decisiones soberanas.

Uribe llegó en la mañana del martes procedente de Perú y Bolivia en una gira por siete países de la región para explicar las razones de su gobierno para instalar a militares estadounidenses en bases en su país.

A su llegada a la sede de gobierno de La Moneda, que estaba bloqueada por vallas y un fuerte contingente policial, un pequeño grupo situado junto al monumento del derrocado presidente Salvador Allende le lanzó gritos de «asesino», «narcotraficante». Cuando se dispusieron a extender carteles con leyendas que decían «no más bases yanquis», policías antimotines se abalanzaron sobre ellos, los detuvieron y los subieron a un vehículo policial.

Al menos 15 contramanifestantes fueron detenidos.

Uribe estuvo reunido durante una hora y media con Bachelet, al término de lo cual la mandataria socialista salió a despedirlo y el presidente colombiano formuló un saludo de 30 segundos a la prensa en el que expresó que había tenido «un diálogo muy importante» con su anfitriona, a la que expresó «nuestra gratitud».

«Ha sido muy grato tener esta reunión de trabajo» con la presidenta, agregó Uribe y se despidió sin aceptar preguntas.

Uribe, que fue recibido y despedido con muestras de cordialidad por Bachelet, llegó a esta capital procedente de La Paz, donde estuvo el martes en su gira explicativa de las razones de su gobierno para permitir que militares estadounidenses usen bases colombianas. Horas antes se reunió en Lima con el presidente Alan García.

La decisión colombiana ha suscitado reacciones contrapuestas en diversos países latinoamericanos.

Uribe en su llamada «gira muda» visitará además Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil.

Luego que Uribe abandonara la sede de gobierno para dirigirse a Argentina, el canciller chileno Mariano Fernández, quien estuvo presente en la reunión, señaló que Chile «respeta las decisiones soberanas» y que «por supuesto» respeta el acuerdo militar de Colombia con Estados Unidos.

Bachelet, durante una visita hace una semana a Brasil, expresó que «concuerdo plenamente» con los reparos que formuló en la ocasión su anfitrión Luiz Inacio Lula da Silva, a una base estadounidense en Colombia. En esa oportunidad, la presidenta chilena dijo que la decisión colombiana «afecta a todos los países, que están inquietos».

En La Paz, el presidente Evo Morales dijo el miércoles que las bases militares que Estados Unidos proyecta instalar en Colombia «no es contra las FARC, ni contra el narcotráfico, es para la región».

«Eso (las bases militares) es para la región y, por tanto, tenemos la obligación de decir la verdad para defender la dignidad no solo de los bolivianos sino de Sudamérica», Agregó Morales.

El canciller Fernández no dio detalles del diálogo Bachelet-Uribe, por cuanto señaló que fue un encuentro privado. Sin embargo, precisó que el gobierno chileno no se entromete en los asuntos internos de cada país y que en todo caso existen diversos organismos internacionales en los que se puede conversar sobre el tema.

El asunto, según lo planteó Bachelet, será debatido en la reunión el lunes en Quito de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El gobierno de centroizquierda de Bachelet ha tenido cordiales relaciones con el conservador presidente colombiano, a quien se mira como un posible aliado en el diferendo limítrofe marítimo de Chile con Perú, que ese país llevó a la Corte Internacional de Justicia.

Luego de su visita a la presidenta argentina Cristina Fernández en Buenos Aires, Uribe se reunirá en Montevideo el jueves con su par uruguayo Tabaré Vázquez, alrededor de las 07:00 de la mañana (10:00 gmt), en la residencia presidencial del barrio El Prado, unos ocho kilómetros al oeste del centro montevideano.

Posteriormente, viajará a Asunción y Brasilia.