Tiroteo deja 14 muertos en centro de inmigración de NY

0
377

BINGHAMTON, Nueva York, EE.UU. (AP) — Un hombre armado abrió fuego el viernes contra un centro que ofrece servicios a los inmigrantes en el centro de esta población, matando a 13 personas antes de ser encontrado sin vida, dijeron las autoridades.

El jefe policial de este poblado, Joseph Zikuski, dio el número de 14 muertos, incluido el atacante. Zikuski dijo que una recepcionista fue de las primeras personas heridas. Se fingió muerta, gateó hacia un escritorio y llamó al número de emergencias 911.

El funcionario añadió que 26 personas se ocultaron en la habitación donde estaba el calefón, y que 37 fueron rescatadas con vida del edificio. Informó que cuatro personas se encuentran en estado crítico.

El representante Maurice Hinchey, cuyo distrito incluye a Binghamton, dijo que el sujeto armado abrió fuego mientras se daba a los inmigrantes una clase sobre la forma de obtener la ciudadanía.

El gobernador de Nueva York, David Paterson, calificó el hecho de «jornada trágica» para el estado.

Un funcionario policial dijo que se había hallado el cadáver del atacante, en una oficina del edificio de la American Civic Association (Asociación Cívica Estadounidense). Añadió que el atacante se mató de un tiro y llevaba una identificación a nombre de Jiverly Voong de 42 años.

El atacante trancó la puerta trasera del edificio con su vehículo antes de ingresar por la puerta delantera, y comenzar a disparar con su arma, dijo el funcionario policial.

El periódico The Binghamton Press & Sun Bulletin informó que el viernes debían efectuarse en el centro clases para personas que aspiran a obtener la ciudadanía estadounidense.

La presidenta de la asociación, Angela Leach, «está ahora muy alterada», dijo Mike Chanecka, un amigo que respondió al teléfono en su hogar. Se oía a Leach llorar de manera desconsolada.

«Ella no sabe nada. Se siente tan conmovida como cualquier otra persona», dijo Chanecka. «Por alguna razón, ella tenía hoy el día libre. Y está muy preocupada por su secretaria».

El FBI envió negociadores e investigadores al lugar, dijo un agente.

Había por lo menos 41 rehenes en la sede de la asociación, y se evacuaba los apartamentos vecinos, informó el periódico.

Operadores telefónicos de emergencia estaban en contacto con algunas personas en el edificio, informó la televisora WBNG-TV. La policía en Binghamton envió a su fuerza de asalto.

Cinco personas recibieron tratamiento por heridas de bala en el centro médico Wilson de Johnson City, según la vocera Christina Boyd.

Los heridos tenían entre 20 y 50 años, y los estados iban de estable a crítico, añadió.

La vocera del hospital Nuestra Señora de Lourdes, Linda Miller, confirmó que un estudiante de la Universidad de Binghamton se encontraba en la sala de emergencias, pero que desconocía su estado.

Alrededor de la 1:00 de la tarde (1700 GMT), Pennie Kerber, de 72 años, dijo a la AP en una llamada telefónica desde su hogar, del otro lado de la calle donde ocurrió el incidente, que las cosas parecían estar calmándose.

«Los policías están ahora en el frente. Y también hay (policías) en el techo», dijo. «Francotiradores que estaban a un costado del edificio parece que no están más. Al parecer, se está despejando» la zona de policías.

El área se halla en un tramo del lado occidental del río Chenango, en la ciudad de unos 45.000 habitantes ubicada cerca de la frontera con Pensilvania. Vehículos de emergencia se alinearon en las calles de la urbanización, una mezcla de viviendas y de pequeños negocios.

La estudiante universitaria Leslie Shrager dijo a la AP que ella y cinco de sus compañeras de dormitorio estaban descansando cuando la policía golpeó la puerta de su residencia, situada al lado del lugar donde se registró el tiroteo.

Los policías escoltaron a las seis estudiantes de la universidad de Binghamton al exterior, dijo Shrager, y fue en ese momento en que se enteraron del tiroteo.

«Una de nuestras compañeras pensó que había escuchado algún tipo de ruidos. Pero, aquí, en el centro de Binghamton, siempre es ruidoso», dijo Shrager. «Literalmente dos minutos después, vinieron los policías y nos sacaron» de la vivienda.

El sitio de internet de la American Civic Association dice que ésta asesora a los inmigrantes sobre vivienda, ciudadanía, reunificación familiar y les ayuda con traductores e intérpretes.

También interviene en casos de emergencia para brindar alimentos y alojamiento.