Suspendida audiencia contra la senadora Zulema Jattin, por problemas de salud

Revivió con fuerza la parapolítica

0
379


La indagatoria en la Corte Suprema de Justicia se reanudará este martes y la parlamentaria responderá por los señalamientos que hizo en su contra el extraditado jefe paramilitar, Salvatore Mancuso.

Representante Jairo Alberto Llano también fue capturado por presuntos nexos con el paramilitarismo
Tras su detención por el CTI de la Fiscalía esta mañana, la senadora fue trasladada al búnker de la institución. La senadora acusó al tribunal de mantenerla ‘secuestrada’. A las 3 de la tarde, la senadora llegó al Palacio de Justicia.

Jattin, quien fue presidenta de la Cámara y milita en el partido de ‘La U’, había sido señalada por el jefe paramilitar Salvatore Mancuso como parte de los políticos apoyados por las autodefensas.

Lo que cree la Corte es que Jattin, como otros políticos del departamento, hizo acuerdos con los grupos paramilitares.

En Bogota la aseguran

La captura se hizo efectiva en la carrera 5 con calle 26, en pleno centro de Bogotá. capital de Colombia.

La senadora del Partido de la U por el departamento de Córdoba, es investigada en el marco del proceso de la ‘parapolítica’´, sindicada por concierto para delinquir agravado.

Al momento de ser detenido, Jattin dijo a los medios que consideraba su detención «un secuestro», ya que en su contra «no hay testigos que me comprueben nexos con las Autodefensas».

La senadora fu trasladada a la Fiscalía inicialmente y después a la Corte Suprema donde se llevará a cabo su indagatoria, ya que ella no ha renunciado a su fuero.

El CTI también hizo efectiva esta medida en contra de Jairo Alberto Llano, Representante a la Cámara por Caldas, quien tendrá que responder por supuestos nexos con el bloque de las AUC ‘Caciqué Pipintá’.

Llano fue trasladado a las instalaciones de la Fiscalía en Manizales a espera de decisión que tome el despacho que lo solicita.

Jattin estuvo 20 días secuestrada por los paramilitares del departamento de Córdoba, cuando se desempeñaba como presidenta de la Comisión de Paz de la Cámara de Representantes y lideraba un proyecto de ley a favor de intercambio humanitario en 2002.

Seis meses después de su liberación, recibió un emisario con una invitación para ir a la reunión de Ralito, a la que ella rotundamente se negó a asistir; «mi decisión era no tener ningún tipo de relaciones con quienes me secuestraron», resaltó en ese momento.

Salvatore Mancuso reveló en una de las versiones libres entregadas a la Fiscalía que Jattín había recibido apoyo de los ‘paras’.