Sotomayor seria confirmada Hoy, en la primera Juez Hispana del maximo tribunal de los EE.UU.

0
379

Por JULIE HIRSCHFELD DAVIS

WASHINGTON (AP) — Sonia Sotomayor, nominada a la Corte Suprema federal, recibió el miércoles más apoyo entre algunos republicanos rumbo a una casi segura confirmación del Senado que la convertiría en la primera juez hispana del máximo tribunal del país.

Los senadores republicanos Kit Bond y Judd Gregg disintieron con su partido y anunciaron que votarán a favor de la candidata del presidente Barack Obama. Ambos dijeron que, aunque pueden estar en desacuerdo con ella, es una jurista bien calificada.

«No ha habido ningún hallazgo significativo en su contra ni ningún levantamiento público en su contra», declaró Bond, quien está en proceso de jubilación. «Yo la apoyaré, estaré orgulloso por ella, de la comunidad que representa y del sueño estadounidense que ella ha demostrado es posible».

Gregg expresó en un comunicado difundido por su oficina que la politización del proceso de confirmación —como aseguró que han hecho los demócratas al obstruir a candidatos republicanos en el pasado— «mina la opinión pública sobre nuestras cortes y la integridad de nuestro sistema judicial».

Los dos senadores se pronunciaron mientras los demócratas se preparaban para declarar una victoria política por la confirmación de Sotomayor, en festejos organizados por las senadoras del partido, líderes hispanos, y grupos de los derechos civiles y de las mujeres, entre otros, enfatizando la naturaleza histórica del acontecimiento.

Los demócratas también advirtieron a los republicanos contrarios a Sotomayor que podrían ser desdeñados por los hispanos, un segmento grande y en rápido crecimiento del electorado.

«Decir que no se puede votar por esta calificada latina para que esté en la Corte Suprema de Estados Unidos nos envía un mensaje como comunidad que no olvidaremos», consideró el senador de ascendencia cubana Robert Menéndez, el único hispano demócrata en el Senado y jefe de la comisión de campaña de su partido.

Las declaraciones de Menéndez, frente al Capitolio durante una concentración de grupos laborales, de derechos civiles y otros de corte liberal, fueron aclamadas entusiastamente por los presentes, que ondeaban carteles con la imagen de Sotomayor y portaban distintivos con el nombre «Sonia».

Sotomayor, de 55 años, fue nominada por Obama para sustituir al juez en proceso de jubilación David Souter, un liberal. No se espera que Sotomayor altere el equilibrio ideológico de la máxima corte estadounidense.

Hija de puertorriqueños, Sotomayor creció en un complejo habitacional en el sur del barrio neoyorquino del Bronx y se formó en las universidades privadas de elite del noreste de Estados Unidos para luego iniciar una carrera legal exitosa.

Casi tres cuartas partes de los 40 republicanos del Senado se oponen a Sotomayor, salvo los pocos que han roto filas con sus copartidarios para unirse a los demócratas y apoyarla. El número de senadores que la respaldan es más que suficiente para confirmar fácilmente a la juez hispana en una votación el jueves, salvo que haya un giro sorpresivo.

«Ella no ha seguido la ley al pie de la letra», dijo el senador republicano Richard Burr. «Me preocupan los diversos ejemplos en que creo que la jueza Sotomayor se apartó de los principios de la estricta estructura legal y la prioridad legal, y (en cambio) siguió sus propias convicciones profundas».

Sin embargo, Bond y Gregg se convirtieron en el séptimo y octavo legisladores republicanos que se apartan de la postura de su partido.

«Creo que el Partido Republicano está en una encrucijada con nuestra comunidad latina», afirmó Janet Murguía, una integrante del Consejo Nacional de La Raza durante un conferencia de prensa en el edificio del Capitolio.

«No será la única manera con la que se definan, pero a nuestra comunidad esta votación le importará y será recordada durante mucho tiempo», agregó.