Simpatizantes de Zelaya dicen no se rendirán

0
265

TEGUCIGALPA — Simpatizantes de Manuel Zelaya entonaron cantos populares y pintaron grafitis en la pared de la catedral capitalina, en una nueva manifestación para reclamar el retorno del mandatario derrocado hace dos semanas por los militares.

La concentración reunió a alrededor de 300 hondureños en el parque central, una cifra mucho menor respecto con las manifestaciones previas. Líderes de las protestas señalaron, no obstante, que no bajarán la guardia.

«A 15 días del golpe, aquí nadie se rinde», manifestó a los periodistas Maritza Somoza, vicepresidenta de la Federación Unitaria de Trabajadores de la zona Norte.

Oriunda de San Pedro Sula, la ciudad industrial del país, la dirigente aseguró que su federación aglutina a 56 sindicatos que abarca entidades públicas.

«El presidente elegido (Zelaya) nos ha pedido que sigamos luchando», agregó Somoza, quien afirma que no votó por el líder derrocado en 2006, pero que se alió a su gobierno por sus medidas a favor de las clases populares.

Algunos manifestantes pintaron grafitis en una de las paredes de la catedral, con mensajes críticos al arzobispo de Tegucigalpa, el cardenal Oscar Rodríguez Madariaga, quien cuestionó el intento de Zelaya de realizar una consulta destinada a propiciar una constituyente y la influencia del presidente venezolano Hugo Chávez en ese gobierno defenestrado.

«Abajo la elite católica», «Cardenal golpista», decían algunos de los grafitis.

El Vaticano ha llamado al diálogo para superar la crisis política hondureña.

Adeptos del presidente de facto Roberto Micheletti asistieron el sábado a un acto por la paz y la democracia convocado por las iglesias cristianas. El domingo no se reportaron manifestaciones, al menos en la capital, de los grupos que respaldan la administración interina.

El gobierno de facto suspendió el toque de queda a partir de las 11:00 de la noche del domingo. El acto opositor a Micheletti transcurrió pacíficamente y sin violencia, ante la mirada de algunos policías.