Seis candidatos en carrera contra Evo Morales

0
319

Por CARLOS VALDEZ

LA PAZ — Seis candidatos, tres de ellos indígenas, ya están en carrera para las elecciones presidenciales y legislativas de diciembre en Bolivia, en las que el presidente Evo Morales aparece como favorito.

Morales no ha confirmado su postulación aunque ya está en campaña. En varios actos públicos anticipó un respaldo en torno al 70% de los votos para lograr el control de la futura Asamblea Legislativa Plurinacional.

Aunque la inscripción de candidatos finaliza el 7 de septiembre, hasta el momento anunciaron su postulación tres indígenas de origen quechua: Alejo Véliz, rival político de Morales, Román Loayza, disidente oficialista y el alcalde de la ciudad de Potosí, René Joaquino.

Otros tres postulantes son el ex gobernador de Cochabamba Manfred Reyes Villa, el diputado Peter Maldonado y el abogado Hugo San Martín, todos opositores.

Ninguno parece preocupar a Morales que es aymara, aunque no se conocen encuestas. La oposición se presenta a los comicios dividida y debilitada.

Todavía no se conoce al postulante del bloque de cuatro gobernadores opositores que intentan, en medio de discrepancias internas, conformar un frente común para retar al mandatario.

El ex presidente Carlos Mesa (2003-2005) de tendencia centrista, que inicialmente había anticipado su intención de postular, dijo después que esperaba ser parte de un gran bloque opositor que aún no se concreta. El ex gobernante, periodista de oficio, podría ser un fuerte rival para Morales.

Una de las condiciones para la celebración de los comicios es la elaboración de un nuevo «padrón electoral biométrico» con huellas dactilares y foto de los electores, que aún no comienza. El actual ha sido elaborado manualmente, tiene alrededor de 4 millones de electores y ha sido observado por la oposición, que arguye que no es fiable.

El organismo electoral adjudicó recientemente a la empresa NEC Argentina SA la labor de dar soporte técnico, informático, tecnológico y capacitación para elaborar el padrón que regirá los comicios previstos para el 6 de diciembre.

Ante el temor de un posible retraso, el partido de Morales aprobó en la Cámara de Diputados un proyecto de ley que habilita aplicar el padrón antiguo en caso de que «el biométrico» no logre concluirse antes de los comicios. La oposición que controla el Senado ha descartado ratificar la propuesta.

Morales ha salido victorioso de cuatro citas electorales desde que ganó las elecciones en diciembre de 2005. Fue ratificado en 2008 con el 67% de los votos, aunque en esa ocasión perdió en cuatro regiones, ganó en otras cuatro y en una hubo un virtual empate lo que en los hechos configura un poder político dividido.

Mantiene importante apoyo en sectores indígenas, campesinos y sectores empobrecidos pero los opositores tacharon al mandatario de buscar la eliminación de la oposición del juego político con el propósito de controlar todos los resortes del poder.

(AP)