Se pone más candente la campaña presidencial

0
360

Por Julio Suárez Anturi

Gran conmoción provocó una acusación del candidato Eduardo Frei contra su opositor Sebastián Piñera durante el primer debate de los aspirantes a La Moneda, que fue transmitido por el canal oficial TVN.

En el debate, al que asistieron el independiente izquierdista Marco Enríquez Ominami, el izquierdista del movimiento Juntos Podemos, Jorge Arrate, el candidato de la centro derecha de la Coalición por el Cambio, Sebastián Piñera, y el oficialista Eduardo Frei, éste dijo, de repente, que no podía ser presidente de Chile alguien que fue sancionado por “abuso de información privilegiada”, según lo afirmaba “el tribunal de Transparencia Internacional”.

Antes de finalizar el debate, el candidato Sebastián Piñera exigió a Eduardo Frei que se disculpara por mentir y calumniarlo, pues él nunca había sido sancionado por uso de información privilegiada.

El debate, finamente organizado por TVN para que todos los candidatos pudieran hablar, replicar y además responder preguntas de ciudadanos de todo el país, quedó marcado por este espolonazo de Frei a Piñera, disolviendo el recuerdo de casi toda la argumentación sobre educación, salud, apoyo al emprendimiento, generación de empleo y cuidado del medio ambiente que allí tuvo lugar.

Transparencia Internacional es una organización mundial con sede en Berlín, Alemania, que busca optimizar el desempeño de las instituciones y de quienes se relacionan con ellas. Su capítulo en Chile es una organización no gubernamental, ONG, denominada ChileTransparente.

Dada la gravedad de la acusación, el comando de campaña del opositor Sebastián Piñera (un multimillonario de la lista de ricos del mundo que elabora la revista Forbes) exigió un pronunciamiento del directorio de ChileTransparente, el cual se reunió y tras una larga y acalorada discusión, dijo:

“El informe es sesgado y contiene inexactitudes que no condicen con el rigor y seriedad con que debe actuar una institución como ChileTransparente, más todavía cuando su contenido puede producir un innegable efecto político, sobre todo dadas las circunstancias en las que fue dado a conocer.

“Lo más grave (continúa el pronunciamiento del directorio de ChileTransparente) son las inexactitudes en el fondo del asunto. Piñera fue acusado por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) por haber infringido el deber de abstención de adquirir acciones y no de haber abusado de información privilegiada.

“Solicitamos se otorguen las excusas pertinentes al señor Sebastián Piñera, se adopten las sanciones administrativas correspondientes a quienes han sido responsables de estos graves hechos”.

El comando de Sebastián Piñera aprovechó este pronunciamiento para hacer una precisión, a través de su vocero, Rodrigo Hinzpeter:

“Transparencia Internacional, en Chile, está dirigido por una ex ministra del gobierno de la presidenta Michelle Bachelet (Karen Poniachik), íntima amiga de Pablo Halpern (jefe de comunicaciones del candidato Eduardo Frei), y quien redactó este informe (Marcelo Cerna) es un funcionario del Ministerio de Hacienda, que dirige Andrés Velasco (de un thing tank que ayudó en campaña electoral a la hoy presidente Michelle Bachelet cuando se enfrentó en segunda vuelta con Sebastián Piñera), también amigo de Pablo Halpern”.