Santafe y Millonarios de Colombia, por ahora entre los ocho finalistas.

0
274

El golpe que la Odepa le había dado a Bogotá, tras elegir a Toronto como sede de los Juegos Panamericanos 2015, había dejado más de un sinsabor en la capital colombiana, pero Santa Fe y Millonarios se encargaron de darle nuevas razones para sonreír en la penúltima fecha del Clausura en su Todos contra Todos.

Con los triunfos de albirrojos y embajadores sobre Pasto y Equidad, respectivamente, ambos quedaron entre los ocho y dependiendo de sí mismos en la jornada decisiva del próximo fin de semana para convertirse en semifinalistas de la Mustang II.

La felicidad rola empezó temprano y al sur del país, donde Santa Fe visitaba a un urgido Pasto y en la primera incursión ofensiva marcaba la diferencia a través de Carlos Valdés, suficiente para imponerse en La Libertad y quedar en la frontera de la clasificación con 27 unidades que lo dejan sexto en el torneo.

El defensor central que cantó su primer gol vestido de rojo y blanco, antes que la anotación destacó que “en estas instancias no se pueden dar ventajas y por eso vinimos por los tres puntos, que ahora nos dejan muy cerca de los cuadrangulares”.

Ahora los dirigidos deberán confirmar su tiquete con un triunfo —aunque el empate les alcanzaría con juego de resultados—, frente al Cali que llega con una remota opción a El Campín, donde los otros dos equipos bogotanos cerraron la jornada 17, en un partido que sólo tuvo para destacar los tantos de Rubén Bustos y Ricardo Ciciliano, ambos de pelota quieta, con los que Millonarios se metió a los ocho y confirmó la pobre producción de Equidad en el segundo semestre.

El 2-0 a favor de los albiazules les permite cumplir el primero de los dos objetivos que requieren para estar en la penúltima fase del campeonato, ya que deberá sumar nuevamente de a tres puntos en su visita al América en el Pascual Guerrero para llegar a 28 y hacerse inalcanzable.

De eso es consciente Bustos, quien calmó los nervios locales con un golazo de tire libre: “Dimos un paso importante, pero nos falta el último y definitivo del próximo domingo en Cali, donde nos jugamos el todo por el todo y sólo nos servirá el triunfo para alcanzar la meta propuesta”.

Semana definitiva esta para los equipos tradicionales de Bogotá, a la cual llegan con la tranquilidad que los triunfos ofrecen y, de repetir en la última jornada, estarán entre los ocho y el Nemesio tendrá fútbol en diciembre. Una alegría que se debe a la capital y un consuelo oportuno, porque a falta de Panamericanos, buenos serían Santa Fe y Millonarios en semifinales.

Tomado del El espectador. colombia