Retos de Correa: crecimiento económico y legitimidad

0
407

Por GABIRELA MOLINA

QUITO —Lograr un crecimiento económico en niveles que permitan reducir la pobreza y mantener la legitimidad de un régimen que inició con un amplio apoyo popular serán los «grandes» desafíos del presidente Rafael Correa, al inicio de un nuevo mandato de cuatro años.

Jaime Carrera, del Observatorio de Política Fiscal, dijo a la AP que el principal retos es : «hacer crecer la economía en un 6% para lograr una reducción efectiva de la pobreza», tomando en cuenta que su principal oferta de gobierno es la redistribución de la riqueza.

Añadió que se deberá crear un ambiente atractivo para la inversión y enfrentar los «grandes desajustes» de la balanza comercial, ahora deficitaria, la falta de capitales, descenso de remesas y cierre de vías de financiamiento, entre otros.

El panorama resulta «poco alentador», señaló Carrera.

Tras ser reelegido en una histórica primera vuelta electoral, Correa asumirá su nuevo mandato el lunes ante la Asamblea Nacional, día en que también se conmemora el bicentenario del primer grito de independencia de la corona española.

Correa, que se define como un cristiano de izquierda, llegó al poder en el 2007 pero su mandato se interrumpió con la aprobación de la nueva constitución que impulsó, y que dispuso el adelanto de las elecciones generales, las que ganó con el 51% de votos.

En ese primer período de gobierno, el mandatario triplicó la inversión en educación y salud, aumentó un bono para los pobres a 35 dólares y otorgó subsidios de vivienda y electricidad.

El analista político Vladimir Serrano, catedrático de la Universidad Católica, dijo a la AP que los cuatro años de gobierno que le esperan a Correa serán «bastante difíciles» por las consecuencias de la crisis económica internacional.

El mandatario afronta además un complejo ambiente político tras los recientes escándalos que involucran a su hermano mayor Fabricio en una millonaria contratación con el estado y por las denuncias que vinculan a ex funcionarios de su gobierno con grupos ilegales de Colombia.

Para el también profesor de la Universidad Católica de Quito, Jorge León, el mandatario tiene que «mantener la adhesión de la población a sus propuestas… la legitimidad es clave para poder gobernar».

León cree que el apoyo de la población ha sido la «fuente de poder» que le ha permitido al mandatario «imponer sus planes más allá de su legalidad o no».

«Debe mejorar sus relaciones con la prensa y la oposición para fomentar un régimen democrático … el desafío es su propio manejo como gobernante porque un temperamento precipitado conlleva a problemas», dijo Serrano.

La catedrática de la Universidad Católica de Quito, Patricia de la Torre cuestionó, sin embargo, el papel de la prensa que «no analiza un plan de desarrollo» planteado por el gobierno y «se queda en el conflicto».

Agencia AP.