Presuntos terroristas querían la yihad en Nueva York

0
342

NUEVA YORK (AP) — Cuatro hombres detenidos tras colocar cerca de una sinagoga lo que creyeron eran explosivos y que pensaban abatir aviones militares querían iniciar una guerra santa contra Estados Unidos, dijeron el jueves las autoridades.

Los sospechosos fueron detenidos el miércoles por la noche, poco después de colocar una carga explosiva falsa de 17 kilos (37 libras) en el baúl de un automóvil estacionado frente a la sinagoga Riverdale y otras dos cargas falsas en el asiento trasero de otro vehículo dejado frente al Centro Judío, a unas pocas cuadras de distancia, agregaron las autoridades.

La policía bloqueó su fuga con la ayuda de un camión con remolque, tras lo cual los agentes rompieron los vidrios oscurecidos de su camioneta deportiva y procedieron a su detención.

En una conferencia de prensa realizada la madrugada del jueves frente a una sinagoga del barrio neoyorquino del Bronx, el comisionado Raymond Kelly indicó que uno de los detenidos llegó a comentar que «si mueren judíos en este ataque … mejor que mejor».

James Cromitie, David Williams, Onta Williams y Laguerre Payen fueron acusados de conspiración para usar armas de destrucción masiva en Estados Unidos y de conspiración para adquirir y utilizar misiles antiaéreos, dijo la oficina de la fiscalía federal.

«Afirmaron que querían hacer una yihad», dijo Kelly. «Estaban preocupados por lo sucedido en Afganistán y Pakistán, que muriesen musulmanes».

Un agente dijo a The Associated Press que tres de los detenidos son conversos al islamismo. El agente habló a condición de guardar el anonimato por no estar autorizado a dar detalles de la investigación. Tres de los acusados son ciudadanos estadounidenses y el cuarto es haitiano, según las autoridades.

Payen acudía en ocasiones a la mezquita de Newburgh. Sus declaraciones sobre el islamismo tenían que ser corregidas con frecuencia, según el imán adjunto Hamin Rashada, que conoció a Payen a través de un programa que ayuda a la reincorporación de los reclusos a la sociedad.

Los detenidos comparecían el jueves ante un magistrado federal en White Plains, en las afueras de Nueva York.