Presidente Correa: «Después de Zelaya, el próximo soy yo»

0
319

QUITO (AP) — El presidente Rafael Correa dijo el sábado que estudios de inteligencia indican que hay sectores que buscan la caída de su gobierno luego de la destitución del mandatario Manuel Zelaya, de Honduras.

Correa hizo la afirmación en su programa de radio y televisión «Diálogo con el Presidente» que se transmite todos los sábados.

«Tenemos algunos estudios de inteligencia que dicen que después de Zelaya, el próximo soy yo, por determinadas condiciones del país al que quieren desestabilizar», señaló Correa, alineado con el «socialismo del Siglo 21» que impulsa el mandatario venezolano Hugo Chávez.

El gobernante ecuatoriano añadió que hay una «orquestación internacional que trata de hacerle daño a nuestro gobierno», en alusión a la polémica que generó la aparición de un video en el que el líder guerrillero colombiano Jorge Briceño, alias ‘Mono Jojoy’, señaló que se entregaron aportes económicos a la campaña presidencial de Correa el 2006.

Correa y sus funcionarios han desmentido la versión, mientras las FARC a través de comunicado negaron haber realizado tal aporte y señalaron que las declaraciones de su dirigente fueron sacadas de contexto.

Recalcó no haber recibido ningún aporte económico de grupos ilegales y aseguró que «toda esa propaganda es para justificar el bombardeo del 1 de marzo», en el que falleció el líder guerrillero Raúl Reyes y otras 25 personas.

El mandatario también se refirió a un diario manuscrito atribuido a Reyes, que el gobierno entregó ante la Fiscalía para que analice su autenticidad y que recoge reflexiones del líder subversivo.

En el documento, Reyes señala, según citó Correa, «‘estoy cercado, lo siento con toda mi experiencia militar, mi final esta cerca, pero eso no es lo que más me preocupa, lo amargo es tomar conciencia que caí como un niño en la trampa de Correa»’.

El mandatario mencionó que la explicación a dichas memorias, de confirmarse su veracidad, es «que si dieron (los guerrilleros) alguna plata para una supuesta campaña … los estafaron. Si alguien se presentó como emisario (del gobierno ecuatoriano), fue un impostor, porque yo no he enviado a nadie para hablar con las FARC».

Agregó que «Colombia dice que somos amigos de las FARC, que protegíamos a Raúl Reyes … y el propio Raúl Reyes diciendo ‘nos han traicionado, estamos cercados’ … ¡Póngase de acuerdo para mentir!», acotó, sin identificar a nadie.

Ecuador rompió sus relaciones diplomáticas con Colombia el 3 de marzo del 2008 luego del ataque colombiano al campamento de las FARC instalado en suelo fronterizo ecuatoriano.

El ministro de Defensa de Ecuador, Javier Ponce, en declaraciones a la radio RPP de Lima, Perú, afirmó que «Colombia representa por el momento un proyecto político que es amenazante en cierto sentido para la región», por aplicar el concepto «de la extraterritorialidad por la cual un país tiene derecho a invadir otro país si se trata de perseguir terroristas».