Policía londinense arresta a sospechoso de robo en joyería

0
333

Por RAPHAEL G. SATTER

LONDRES — La policía informó el miércoles que arrestó a un sospechoso en relación con un osado asalto en pleno día, el cual dejó un botín calculado en 65 millones de dólares en joyas extraídas de una importante tienda de diamantes.

La policía dijo que el hombre de 50 años, que fue puesto en libertad posteriormente tras pagar una fianza, no es uno de los sujetos que fueron filmados por las cámaras de seguridad en videos dados a conocer el martes por Scotland Yard.

La imagen muestra a dos hombres vestidos elegantemente que ingresaron a la tienda principal de Graff Diamonds el jueves de la semana pasada, donde sacaron pistolas, tomaron brevemente a un empleado como rehén y escaparon en varios autos en el centro de Londres.

La policía cree que por lo menos otras dos personas ayudaron a huir a los dos ladrones. Nadie resultó herido en el asalto, uno de los más grandes en la historia de la Gran Bretaña.

Las autoridades británicas rara vez dan a conocer los nombres de los sospechosos antes de que sean presentadas las acusaciones en su contra.

Videos de aficionados tomados desde la parte exterior de la tienda parecen mostrar la fuga de ambos hombres así como los gritos de los clientes, y un disparo de advertencia se escucha en el fondo.

La policía dijo que los hombres se apoderaron de decenas de costosos anillos, brazaletes, collares y relojes con un valor al menudeo de 40 millones de libras esterlinas, unos 65 millones de dólares.

Entre las joyas robadas hay un collar en forma de flor formado por 272 diamantes individuales y un lujoso par de aretes de triple aro que contenían al menos 216 diamantes.

Pese a que el hombre fue arrestado el lunes, una vocera de Scotland Yard dijo que la policía mantenía en secreto su captura hasta ahora por «razones operativas». La vocera habló bajo condición de permanecer anónima para cumplir con las normas del grupo policial.

La policía se negó a decir la cifra de fianza que le fue fijada al sospechoso.

La misma tienda perdió joyería valuada en 23 millones de libras esterlinas en el 2003, cuando fue robada por el serbio kosovar Nebojsa Denic, integrante de la banda de ladrones de los balcanes conocidos como los «Panteras Rosas». Denic fue capturado y sentenciado a 15 años de cárcel.