Policía cometió error en pesquisa de terrorismo

0
341

DEVLIN BARRETT

Por TOM HAYS

NUEVA YORK (AP) — Una acción policial sin conocimiento del FBI habría contribuido sin quererlo a echar a perder la vigilancia de un sospechoso de terrorismo y perjudicado la investigación de un plan de bomba en una etapa delicada, al interrogar a un clérigo acerca del sospechoso, indica un documento legal.

«Ellos vinieron a preguntarme sobre sus personalidades», dijo el religioso musulmán Ahmad Wais Afzali al sospechoso Najibullah Zazi en una conversación telefónica grabada secretamente el 11 de septiembre. «Me preguntaron acerca de ustedes».

Al menos uno de esos detectives de la policía de Nueva York, mencionado en la queja legal, trabaja para una división que opera independientemente de una fuerza especial antiterrorista dirigida por el FBI.

Zazi, un chofer de transporte de pasajeros en el aeropuerto de Denver, Colorado, su padre y Afzali fueron acusados el fin de semana pasado de mentirle al FBI en una investigación y de un posible plan de al-Qaida para detonar bombas de fabricación casera. Las autoridades dicen que hallaron instrucciones para la producción de bombas en la laptop de Zazi, pero que no conocían del momento ni el lugar específicos de un ataque.

Los arrestos se produjeron luego de una serie de redadas en varios apartamentos en un barrio recientemente visitado por Zazi en Nueva York, y los siguieron de una serie de advertencias en todo el país sobre posibles ataques contra el transporte, instalaciones deportivas y de espectáculos.

La queja indica que los investigadores policiales también habrían delatado la vigilancia de la que era objeto Zazi, al remolcar y revisar un automóvil que él había alquilado durante su viaje a Nueva York. La maniobra, dicen las autoridades, arrojó pruebas de las instrucciones de fabricación de bombas.

En la conversación telefónica con Afzali, Zazi dijo que la desaparición del auto le convenció que estaba siendo vigilado.

Funcionarios de la policía de Nueva York y el FBI han negado que los fallos potenciales les hayan obligado a adelantar las redadas, causado que Zazi acortase su viaje a Nueva York y causasen fricciones entre las dos agencias, que trabajan conjuntamente en la Fuerza Especial Anti Terrorismo.