Piden que Obama aclare su posición sobre inmigrantes y salud.

0
325

Por SUZANNE GAMBOA

WASHINGTON — Representantes demócratas en la cámara baja quieren que la Casa Blanca aclare su nueva posición más estricta acerca de los inmigrantes indocumentados y la reforma de salud, ya que dijo que éstos no podrán comprar coberturas de atención médica en el mercado de transacciones creado con fondos del gobierno.

La Casa Blanca informó la semana pasada que el presidente Barack Obama se opondrá a que se permita a los inmigrantes ilegales comprar seguros de salud a través del futuro mercado de salud, incluso de las compañías privadas. El secretario de prensa de la presidencia Robert Gibbs dijo que eso es lo que Obama pretendía desde un principio.

Gibbs también aseguró que se crearía un sistema para verificar que la gente que compre coberturas esté en el país de manera legal,

«No estoy seguro si Gibbs se equivocó», dijo el martes el representante Xavier Becerra, vicepresidente de la asamblea demócrata en la cámara baja.

Cuando se le pidió que aclarara las declaraciones de Gibbs, la vocera de la Casa Blanca Gannett Tseaggai reiteró la posición del gobierno de que los inmigrantes ilegales no podrán comprar seguros en la bolsa de salud.

Los demócratas, sin embargo, dijeron que su propuesta de reforma buscaba prohibir que los inmigrantes indocumentados recibieran subsidios del estado para comprar seguros de salud, pero no que los pudieran comprar con su propio dinero.

La bolsa de salud planeada permitiría que los consumidores y las pequeñas empresas buscaran mejores precios de coberturas de salud en un mercado competitivo y regulado.

«Hay un consenso de que los indocumentados no podrán usar ningún subsidio. Pero negarle a la gente indocumentada que podría pagarse un plan de salud privado esa posibilidad, ¿cuál es la lógica?», dijo el representante demócrata Mike Honda, miembro de la Asamblea Progresista del Congreso.

Uno de los objetivos de la reforma de salud es reducir el uso de servicios de emergencia por parte de los que no tienen seguro, agregó Honda. «Los inmigrantes indocumentados que están trabajando y comprándose su propia cobertura de salud, ¿por qué querríamos meternos en eso? Lo que ocurrirá es que se convertirán en clientes del servicio de emergencia», afirmó.

Becerra dijo que la Casa Blanca ha participado activamente en la redacción del proyecto de ley en la Cámara de Representantes, el cual no incluía la prohibición que mencionó Gibbs.

«No estoy seguro de qué está haciendo con esto la Casa Blanca. El boxeo de sombras no ayuda a nadie», dijo.

La Casa Blanca dijo que los inmigrantes indocumentados aún podrán comprar seguros de salud de las pocas compañías privadas que los venderán por fuera de la bolsa.

Para el representante republicano Lamar Smith, las declaraciones de la Casa Blanca son un reconocimiento de que el plan demócrata proveía cobertura a los inmigrantes ilegales.

Smith hizo estos comentarios luego de un voto en la cámara baja en que se amonestó al congresista Joe Wilson por gritarle «miente» al presidente Obama cuando éste dijo ante el Congreso la semana pasada que su propuesta no se aplicaba a los inmigrantes ilegales.

Agencia AP.