Periodistas indultadas por Corea del Norte regresan a EEUU

0
258

Por ROBERT JABLON

BURBANK, California, EE.UU. — Dos periodistas estadounidenses indultadas por Corea del Norte regresaron el miércoles a su país acompañadas por el ex presidente Bill Clinton, quien gestionó su liberación.

El avión que traía a Euna Lee y Laura Ling, reporteras de Current TV, con sede en San Francisco y propiedad de Al Gore, aterrizó en el aeropuerto Bob Hope de Burbank el miércoles por la madrugada. Las dos mujeres estuvieron presas durante más de cuatro meses en Corea del Norte.

Clinton se entrevistó el martes con el líder comunista Kim Jong Il para obtener la liberación de las mujeres.

Lee fue la primera que descendió del avión y fue recibida por su esposo Michael Saldage y su hija Hanna, de 4 años. Abrazó a la niña y la levantó en brazos antes de abrazarse los tres ante las cámaras de televisión.

Ling abrazó a su esposo Iain Clayton.

«Los últimos 140 días han sido los más difíciles y dolorosos de nuestras vidas», declaró Ling, con la voz entrecortada por la emoción.

Hace 30 horas, agregó Ling, «temíamos que en cualquier momentos podríamos haber sido enviadas a trabajos forzados».

Luego, indicó, fueron llevadas a otro lugar.

«Cuando cruzamos las puertas, vimos frente a nosotras al presidente Bill Clinton», declaró en medio de aplausos. «Quedamos anonadadas, pero comprendimos en ese instante que la pesadilla de nuestras vidas había terminado finalmente», y ahora estamos aquí, en casa y libres».

Clinton descendió de la escalerilla entre aplausos de los presentes. Abrazó a Gore, y luego habló con los familiares de ambas.

Gore dijo que los familiares de ambas estuvieron «increíble, decidida y apasionadamente dedicados» a lograr la liberación de ambas.

«Hanna ha sido ha sido una gran chica durante su estancia allí» dijo a Lee. «Y Laura, tu mamá lleva dos días preparándote una sopa especial».

Agradeció además al Departamento de Estado por su ayuda para lograr la excarcelación de las periodistas.

«Dice mucho de nuestro país que cuando dos ciudadanos estadounidenses se encuentran en peligro, haya tanta gente que deje sus tareas habituales y trabaje para lograr un final feliz del incidente», agregó.

El gobierno norcoreano indultó a las periodistas, condenadas a 12 años de trabajos forzados por ingreso ilegal al país, luego de conversaciones entre Clinton y el líder Kim Jong Il.

Al partir de Corea del Norte, las mujeres iban vestidas con blusas de mangas cortas y pantalones de mezclilla, según escenas captadas por la televisora APTN.

En Washington, la Casa Blanca se declaró «enormemente complacida» por la liberación de las periodistas.

El secretario de prensa de la casa Blanca Robert Gibbs dijo que Bill Clinton informará a los asesores de seguridad nacional sobre sus conversaciones con Kim y posiblemente se reunirá en algún momento con el presidente Barack Obama.

Momentos antes de su partida hacia Indiana, Obama dijo que su gobierno siente un «alivio extraordinario» por la liberación de las periodistas. También elogió a Clinton y Gore por sus gestiones.

«La reunión que hemos visto por televisión es una fuente de felicidad, no sólo para las familias sino también para el país entero», dijo Obama.

Gibbs reiteró que Clinton no llevaba mensaje alguno de Obama para Kim.

«No había mensaje alguno, ciertamente no pudo existir una disculpa», dijo Gibbs.

(ap)