Obama: Reforma es esencial; avisora presidente hispano de EEUU

0
297

Por NESTOR IKEDA

WASHINGTON — El presidente Barack Obama dijo el viernes que una reforma de las leyes de inmigración es esencial y que con base en la educación y el deseo de superación de los inmigrantes avizoraba la llegada a la Casa Blanca algún día de un presidente de origen hispano.

En ambos casos, Obama, quien recibió el mayor caudal del voto hispano y de las minorías en la historia estadounidense, no precisó sin embargo cuándo podrían ocurrir.

«A quienes desean ser ciudadanos, debemos pedirles que paguen una multa e impuestos, aprendan inglés, se pongan en la cola de los que acatan las leyes», dijo. «Esa es la forma justa, práctica y prometedora de avanzar, y es la razón de mi compromiso de hacerlo como presidente de los Estados Unidos».

Durante la campaña, el primer presidente negro de la nación dijo que emprendería la reforma en sus primeros 100 días. Pero los problemas difíciles de la economía y las guerras en Afganistán e Irak evitaron que pudiera cumplir su ofrecimiento.

Se calcula que en la nación viven unos 12 millones de indocumentados, de los cuales más de 8 millones son mexicanos. Un intento promovido por el entonces presidente George W. Bush en 2006 fracasó en el Congreso, como ocurrió también al año siguiente cuando la idea fue revivida.

«El pueblo estadounidense cree en la inmigración, pero también cree que no podemos tolerar una situación en la cual la gente viene a los Estados Unidos violando la ley, ni podemos tolerar tampoco a empleadores que explotan a trabajadores indocumentados para pagarles bajos salarios».

Obama habló de inmigración e inmigrantes durante una mañana de oración ante unas 200 personas promovida por Esperanza, que se considera la mayor coalición religiosa hispana de Estados Unidos. Para él esta ha sido la primera presentación en ese tipo de actividad, instaurada hace siete años durante el gobierno de Bush.

José Eugenio Hoyos, religioso católico de origen colombiano y una de las personalidades más activas con los inmigrantes, dijo: «Deseamos ver un cambio en la inmigración hoy, no mañana».

El evangélico Luis Cortés, fundador de Esperanza, presentó a Obama comparándolo con Abraham Lincoln, el 16to presidente y quien decretó el fin de la esclavitud en Estados Unidos.

«Usted será recordado como el Abraham Lincoln de 12 millones de personas que viven en las sombras…», le dijo.

Obama se presentó ante el auditorio hispano menos de un mes después de anunciar la designación de Sonia Sotomayor, de origen puertorriqueño, a la Corte Suprema, honor que por primera vez en la historia recibió la comunidad hispana. En su discurso mencionó el hecho, pero no a Sotomayor.

«Como muchos de ustedes, yo soy hijo de un padre que vino a estas costas en busca de un futuro mejor», dijo. «Y si soy el primer presidente afro-estadounidense, no hay nada único o inusual en las oportunidades que este país me dio. En su lugar, como generaciones de estadounidenses, pude contar con la promesa básica de que no importa cómo luzcas o de donde vengas, Estados Unidos te dejará llegar tan lejos como te lleven tus sueños y los esfuerzos de tu trabajo».

«Esa promesa está en el centro de la historia estadounidense», dijo. «Es la historia de una joven muchacha que creció en viviendas públicas hasta ser nominada al mayor tribunal de la nación. Y eso me da confianza de que sea también la historia que algún día contaremos del primer hispano presidente de los Estados Unidos de América».

«En todo lo que hagamos, debemos guiarnos por ese simple mandamiento que une a las grandes religiones: ‘Amaras a tu prójimo como a ti mismo’ «.