Obama propone plan preventivo de gasto al Congreso

0
328

Por BEN FELLER

WASHINGTON — El presidente Barack Obama instó el martes al Congreso a compensar de manera preventiva los nuevos aumentos en los programas de prestaciones federales en vez de sumir al país en más deudas, y afirmó que éste era un asunto de responsabilidad pública.

La oposición republicana respondió que Obama no era un ejemplo de moderación fiscal mientras el déficit se eleva.

El plan del presidente estipula que el Congreso apruebe erogaciones para financiar programas sociales, como el sistema de salud, mediante un aumento de impuestos o que proponga reducciones presupuestarias — un sistema preventivo del tipo «pague conforme use» que tendría fuerza de ley.

De acuerdo con el planteamiento, si los nuevos gastos o reducciones fiscales no son compensados, habría recortes automáticos en los llamados programas establecidos — aunque los pagos el sistema de pensiones Seguridad Social y otros programas quedarían exentos.

Un aspecto no señalado por el presidente es que el plan presentado el martes es una versión suavizada de las llamadas reglas de «pague conforme use» incluidas apenas el mes pasado en su propio proyecto de presupuesto.

Esa versión no habría requerido, de manera general, que todas las partidas afectadas fueran pagadas en el mismo primer año. El nuevo plan estipula solamente que esas partidas sean financiadas en los 10 años siguientes. Esa situación plasma normas legislativas y refleja la probabilidad de que la reforma al sistema de salud sea incorporada al déficit en los años venideros.

Obama dijo que el principio es sencillo: El Congreso solamente puede gastar un dólar si ahorra un dólar.

«No es coincidencia que esta regla rigiera cuando pasamos de los déficit récord a los superávit sin precedentes en la década de 1990 — y que cuando esta regla fue abandonada, regresamos a los déficit récord que han duplicado la deuda nacional», expresó Obama en la Casa Blanca, flanqueado por legisladores del gobernante Partido Demócrata.

Los líderes republicanos en el Congreso, críticos del paquete de estímulo por 787.000 millones de dólares y de los gastos deficitarios que Obama defiende, llamaron taimado al presidente.

«Es como si el gobierno y esos líderes demócratas estuvieran viviendo en otro universo», dijo el coordinador de los republicanos en la Cámara de Representantes, Eric Cantor. «La mejor manera de ahorrar dinero es dejar de gastarlo imprudentemente».

___