Obama pide un nuevo comienzo desde Egipto

0
323

Por MARK S. SMITH

EL CAIRO — El presidente estadounidense Barack Obama pidió el jueves un «nuevo comienzo entre Estados Unidos y los musulmanes» y dijo que juntos podrían enfrentar la violencia extremista en todo el mundo e impulsar la larga búsqueda de la paz en Medio Oriente.

«Este ciclo de sospechas y discordia debe terminar», dijo Obama en un discurso largamente anticipado en uno de los países musulmanes más grandes del mundo, donde buscaba redefinir las relaciones con el mundo musulmán tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 y la guerra de Irak.

Obama admitió al inicio de su participación que la tensión «ha sido alimentada por el colonialismo que negó derechos y oportunidades a muchos musulmanes, y una Guerra Fría en la que países de mayoría musulmana fueron tratados como delegados sin importar sus propias aspiraciones».

«Y considero que es parte de mis responsabilidades como presidente de Estados Unidos luchar contra los estereotipos negativos del Islam donde quiera que aparezcan», dijo.

Al mismo tiempo, Obama dijo que ese principio debe aplicar en la dirección opuesta. «Así como a los musulmanes no les cabe un estereotipo burdo, Estados Unidos no es el estereotipo burdo de un imperio egoísta».

Obama habló en la Universidad de El Cairo tras reunirse con el presidente egipcio Hosni Mubarak en la segunda parada de su viaje por cuatro naciones de Medio Oriente y Europa.

El discurso era la pieza central de su gira y, aunque su tono fue llamativo, el presidente también habló del proceso de paz de Medio Oriente, Irán, las guerras en Afganistán e Irak y la violencia de al-Qaida.

Osama bin Laden, líder de al-Qaida, envio el miércoles un mensaje amenazador a la llegada de Obama a Medio Oriente. El presidente de estados unidos dijo que los actos de los musulmanes extremistas son «irreconciliables con los derechos de los seres humanos» y citó al Corán para sustentar su argumento.

«El Islam no es parte del problema de combatir el extremismo violento, es una parte importante de la promoción de la paz», dijo.

Obama también pidió a israelíes y palestinos que cumplan sus obligaciones internacionales.

«Hamas debe poner fin a la violencia, reconocer pactos del pasado y reconocer el derecho de Israel a existir», dijo de la organización considerada terrorista por Estados Unidos.

«La Autoridad Palestina debe desarrollar su capacidad para gobernar, con instituciones que sirvan a las necesidades de su gente», siguió.

«Al mismo tiempo, los israelíes deben reconocer que, así como el derecho de Israel a existir no se puede negar, tampoco se puede negar el de Palestina. Estados Unidos no acepta la legitimidad de los persistentes asentamientos israelíes» en Cisjordania y las afueras de Jerusalén, dijo. «Es tiempo de que esos asentamientos se detengan».