Obama niega que racismo impulse ataques a su reforma de salud.

0
261

Por ERICA WERNER

WASHINGTON — El presidente Barack Obama dijo el viernes que las fuertes críticas que recibió su propuesta de reforma a los servicios de salud están impulsadas por un debate intenso sobre el papel del gobierno en la vida de la nación, y no por móviles racistas.

«¿Existe gente por ahí a la que no le caigo bien por cuestiones de raza? Estoy seguro que sí», dijo Obama en declaraciones a la cadena de noticias CNN. «(Pero) ése no es el tema principal en este caso».

Obama, el primer presidente de raza negra en la historia de Estados Unidos, habló sobre el racismo durante una serie de entrevistas que otorgó el viernes a las cadenas ABC, CBS, NBC, CNN y la hispana Univisión para promover ante el público estadounidense sus planes de reforma al sistema nacional de salud. Las entrevistas serán transmitidas durante los programas noticiosos de la mañana del domingo.

Algunos extractos fueron transmitidos el viernes en los noticieros de la noche.

En repetidas ocasiones, los periodistas le preguntaron a Obama si el tono del debate sobre salud se volvió tan agresivo debido a un racismo subyacente, un punto de vista que el ex presidente Jimmy Carter destacó en forma prominente esta semana.

Obama dijo que no.

«Desde hace tiempo hay un debate en este país que por lo general suele tornarse mucho más encarnizado durante las épocas de transición, o cuando los presidentes intentan lograr reformas», le dijo el presidente a CNN.

En la entrevista con NBC, Obama agregó: «Es una discusión que ha perdurado a lo largo de la historia de esta república: ¿Cuál es el papel apropiado del gobierno? ¿Cómo equilibramos la libertad con la necesidad de cuidarnos el uno al otro? Esta no es una discusión nueva, y siempre despierta pasiones».

El mandatario agregó que la mayor parte de la población simplemente intenta dar seguimiento al debate y dilucidar cómo los ayudarían los cambios propuestos al sistema de salud.

«También hay algunos que, dejando a un lado el tema de la raza, de hecho creo que se apasionan más en torno a la idea de si el gobierno puede hacer algo bien», dijo Obama a ABC News. «Y creo que probablemente ése sea el principal móvil de una parte de esta agresividad».

Algunas asambleas populares sobre la reforma de salud en los últimos meses fueron escenarios de amargas confrontaciones. Y la semana pasada, el representante republicano Joe Wilson le gritó «¡miente!» al propio Obama durante su discurso ante una sesión conjunta del Congreso. La Casa Blanca lleva semanas diciendo que esos momentos no son generalizados y han sido exagerados en los medios.

Obama le dijo a CBS News que parte de la culpa es de la prensa.

«El ciclo de noticias que dura 24 horas, la televisión por cable, los blogs y todo eso se enfocan en los elementos más extremos de ambos lados», dijo. «El conflicto nunca les parece demasiado».

Obama también visitará el programa de David Letterman el lunes, lo que será la primera aparición de un presidente en funciones en el «Late Show».

Con una propuesta plena finalmente en la mesa, senadores que han estado esperando durante meses para verla están haciendo fila para ofrecer una ola de polémicos cambios. Un senador dijo que la propuesta de ley «necesita más que unos pocos retoques».

Algunos demócratas ven mucho por mejorar en la propuesta de ley presentada por su correligionario y jefe del panel de finanzas del Senado, Max Baucus. Y también están los republicanos, que casi en su totalidad se oponen a la medida y pudieran detestar la posibilidad de dar a Obama una victoria en su principal prioridad nacional, una ley para extender la cobertura de salud a muchos de los 50 millones de estadounidenses que carecen de seguro.

Agencia AP.