Obama llama al policía que arrestó al profesor negro

0
440

WASHINGTON — El presidente Barack Obama intentó el viernes calmar una controversia racial y reconoció que había elegido mal su manera de expresarse sobre el arresto del profesor negro Henry Louis Gates Jr. al decir que «podría haber calibrado esas palabras de distinta manera».

Obama dijo que llamó por teléfono al policía blanco que arrestó a Gates y que esa conversación le confirmó que el sargento es un buen hombre y un oficial sobresaliente.

Más tarde, el presidente dijo que también había hablado con Gates.

El presidente causó una pequeña conmoción días atrás cuando dijo en una conferencia de prensa en horario estelar que la policía de Cambridge, Massachusetts, «actuó de manera estúpida» al arrestar por alteración del orden público a Gates, académico de Harvard y amigo suyo.

El viernes, Obama apareció de improviso en la conferencia de prensa diaria de la Casa Blanca en un intento de calmar el debate. Dijo que seguía creyendo que tanto el sargento James Crowley como Gates reaccionaron de manera excesiva durante el incidente, pero que también sus propias declaraciones tuvieron algo de culpa.

«Esto ha estado escalando y yo obviamente ayudé a hacerlo escalar», dijo. «Quiero aclarar que con mi elección de palabras, creo que lamentablemente di la impresión de estar injuriando al Departamento de Policía de Cambridge y en concreto al Sargento Crowley. Y podría haber calibrado esas palabras de distinta manera».

El presidente trató de distender la situación al decir que había invitado al policía y al profesor a tomar «una cerveza aquí en la Casa Blanca».

El incidente de la semana pasada comenzó cuando la policía acudió a la casa de Gates luego que un transeúnte llamó para denunciar un posible hurto. Pero no había ningún intruso: Gates intentaba abrir a la fuerza su puerta, que se había trabado. El profesor protestó por el accionar de los policías y fue arrestado, aunque luego los cargos contra él fueron desechados.

Antes de la aparición de Obama, un grupo de policías de Massachusetts de diferentes razas apoyó a Crowley y pidió que Obama y el gobernador de ese estado, Deval Patrick, se disculparan por sus comentarios sobre el caso, que consideraron insultantes. Patrick, quien es negro, había dicho que el arresto de Gates es la «pesadilla de cada hombre negro».

Dennis O’Connor, presidente de la Asociación de Oficiales Superiores de la Policía de Cambridge, dijo que las palabras de Obama fueron «erradas» y que la policía de Cambridge «lamenta profundamente la inferencia» de que el arresto fue motivado por cuestiones raciales.

El sargento Leon Lashley, un oficial negro que estuvo con Crowley durante el arresto de Gates, dijo que apoyaba el accionar de su compañero «al 100%».

Gates ha dicho que regresó de un viaje al extranjero y encontró su puerta trabada, por lo que él y su chofer intentaron abrirla. Gates entró por atrás y estaba dentro de la casa cuando llegaron los agentes. La policía dice que el profesor comenzó a gritar cuando Crowley le pidió identificación que demostrara que podía estar allí y que acusó al sargento de racismo, no quiso calmarse y fue arrestado.

Gates, de 58 años, asegura que entregó sus documentos de identidad cuando se los pidieron y que Crowley lo arrestó cuando él lo siguió para pedirle en repetidas ocasiones su nombre y número de placa.

Más temprano el viernes, Obama sostuvo que no está de acuerdo con quienes dicen que hizo mal en inmiscuirse en el asunto. Indicó al canal de televisión ABC que tiene un «extraordinario respeto» por la labor de los agentes del orden pero que no le pareció que hubiera sido necesario detener al profesor.

Obama dijo, «debería haber prevalecido la calma» en el incidente.

Obama conoce a Gates, que dirige el Instituto de Estudios Africanos y Afro-Estadounidenses de Harvard, desde la época en que él mismo era profesor en Harvard.

Agencia AP.