Obama dice que no se discriminará a latinos por gripe porcina

0
271

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama trató de asegurar el viernes a los hispanos que la fiebre porcina no conllevará a discriminación en Estados Unidos sólo porque México ha sido el epicentro del brote.

En una reunión tipo comunitaria en la Casa Blanca, Obama dijo a unos 130 profesionales latinos en salud pública y vecinos voluntarios que los planes del gobierno para combatir la influenza no excluirán a sus comunidades. Inclusive aquellas personas que viven en el país de manera ilegal tendrán acceso a cuidado médico por la gripe, aseguraron funcionarios del gobierno de Obama al grupo.

«Somos un país, somos una comunidad. Cuando una persona se enferma, eso tiene el potencial de enfermarnos a todos», manifestó Obama. «No podemos estar divididos por comunidades».

Obama hizo la visita sorpresa a una reunión en español para hablar sobre la enfermedad, aseguró que la estrecha colaboración con México es clave para lidiar con el problema.

«La fiebre H1N1 obviamente ha afectado a México de forma mucho más seria de la que nos ha afectado a nosotros», afirmó Obama. «Hablé con el presidente (Felipe) Calderón el fin de semana pasado para asegurar que estamos ofreciendo a México la asistencia que necesita, porque una de las cosas que tenemos que entender es que con temas de salud pública como estos no sólo es importante que todas las comunidades en Estados Unidos cooperen sino también es importante que se coopere a nivel internacional».

Obama habló en inglés durante la visita copatrocinada por la televisora en español Univision.

«Muchos de ustedes son líderes de la comunidad, y obviamente muchos de los que nos verán por televisión podrán dar la información a sus familiares y amigos sobre la importancia de lavarse las manos, cubrirse la boca, quedarse en casa si uno está enfermo y dejar a los niños en casa si están enfermos», dijo el presidente. «Ese tipo de sentido de común puede ayudar mucho».

Más de 45 millones de latinos viven en Estados Unidos, y representan uno de los segmentos demográficos de mayor crecimiento en el país. Al mismo tiempo, ellos son más de dos veces propensos a carecer de seguro médico en comparación con la población en general.

Cerca de dos tercios de los hispanos en Estados Unidos son de ascendencia mexicana, y líderes comunitarios han estado preocupados de que se les discrimine por el brote. China aisló a turistas mexicanos y Cuba canceló vuelos de México.

Aunque tales medidas draconianas no han sido tomadas en Estados Unidos, Jane Delgado, presidente de la Alianza Nacional para Salud Hispana, dice que el miedo de todos modos ha ido acumulándose.

«Creo que hay latinos que ya se sienten como chivos expiatorios por el virus», dijo Delgado en una entrevista esta semana.

Funcionarios del gobierno de Obama, incluyendo la secretaria de trabajo Hilda Solís aseguró al grupo que no tenían por que preocuparse. Hablando en español luego que el presidente se fue, funcionarios entregaron un mensaje de dos partes: el gobierno de Obama protegerá los derechos de los latinos, y no se negará cuidado médico contra gripe por falta de residencia legal.

«Este es un problema estadounidense y no un problema de una comunidad en especial», indicó Tino Cuellar, asistente especial para el presidente para política regulatoria y justicia.

Centros de salud comunitarios, oficinas de doctores, y salas de emergencias de hospitales proveen cuidado médico sin pedir prueba legal de estatus migratorio, resaltaron funcionarios.

Solís urgió a los hispanos que se sientan discriminados en sus puestos de trabajo debido a miedo a que padezcan la gripe porcina a que reporten su caso al gobierno de forma inmediata.

«Queremos conocer esos casos», señaló Solís.

Actualmente existen más personas contagiadas con el virus H1N1 en Estados Unidos, con 1.639 casos, que en México, con 1.110, donde inicialmente se detectó el brote.