Obama cita el Corán, pero su mensaje es ecuménico

0
340

Por RACHEL ZOLL

NUEVA YORK — El presidente Barack Obama mostró respeto por el islam al citar el Corán en su discurso del jueves, pero lo hizo de una manera que podría resonar también entre los cristianos y los judíos.

Los fragmentos del libro sagrado de los musulmanes que citó Obama tienen significados universales. También mencionó en una ocasión al Talmud, la recolección de la ley judía, y además un verso del Evangelio de San Mateo.

«El sagrado Corán nos dice, ‘Humanidad, os hemos creado hombre y mujer. Y os hemos transformado en naciones y en tribus para que puedan conocerse el uno al otro», dijo Obama en su discurso en El Cairo. «El Talmud nos dice, ‘Toda la Torá es con el propósito de promover la paz’. La santa Biblia nos dice, ‘Bienaventurados los pacíficos, porque serán llamados hijos de Dios».

A fin de conseguir que la sociedad islámica lo escuche, Obama fue más allá de la geopolítica para hacer referencias a la tradición religiosa, dijeron expertos. La religión está estrechamente vinculada con el Estado en el mundo islámico, a diferencia de la sociedad occidental, donde la Iglesia y el Estado están separados.

«Obama … al exhibir su familiaridad con el Corán, muestra el palpable respeto que siente (por esa religión)», dijo Burton Visotzky, profesor de estudios interreligiosos del Seminario Teológico Judío de Nueva York.

Obama, quien se hizo cristiano cuando era adulto, tuvo como padre a un keniano que era musulmán. Durante su niñez, el presidente vivió una época en Indonesia, una nación musulmana, y en su discurso señaló su experiencia en ese país.

Obama también aludió a un milagro llamado al-Isra, o la Travesía Nocturna, un evento significativo en el Corán. Según la tradición musulmana, un ángel trasladó al profeta Mahoma de la Meca a Jerusalén y al paraíso, donde Mahoma oró con los profetas, entre ellos Moisés y Jesús. Obama destacó la historia de al-Isra en el discurso cuando habló sobre el futuro de Jerusalén, diciendo que la ciudad «debe ser un lugar para todos los hijos de Abraham, a fin de que coexistan pacíficamente».

Paul Martindale, que enseña estudios islámicos en el Seminario Teológico Gordon-Conwell, cerca de Boston, dijo que minorías cristianas en países de mayoría musulmana posiblemente consideren ingenuo el discurso de Obama. Muchos países musulmanes no permiten la libertad religiosa y han perseguido a minorías de otras iglesias.

Pero Martindale dijo que los cristianos entienden que el objetivo de Obama es político, no religioso. También elogió al presidente por distinguir entre extremistas y otros musulmanes.

«Obama aludió con gran eficacia a la idea de estereotipos de ambos lados», señaló Martindale. «Al ir allí y hablar directamente (a los musulmanes), ha conseguido, espero … un micrófono en esas sociedades».