Muerte de Aquino sorprende a presidenta filipina en EEUU

0
524

WASHINGTON (AP) — El deceso de la ex presidenta filipina Corazón Aquino sorprendió durante una visita a Washington a la mandataria actual, Gloria Macapagal Arroyo, quien recordó a su antecesora como un «tesoro nacional» que guió a su país en un tiempo de grandes riesgos.

Arroyo dijo que Filipinas observará 10 días de duelo oficial tras el fallecimiento de Aquino, ocurrido el sábado (hora de Filipinas) en Manila.

La mandataria dijo que Aquino heredó una causa en 1983, cuando su marido, Benigno «Ninoy» Aquino hijo, fue asesinado en la pista del aeropuerto internacional de la capital filipina, a la que regresaba del exilio en Estados Unidos para desafiar al dictador Ferdinand Marcos.

Arroyo dijo que Aquino «ayudó a encabezar una revolución para restaurar la democracia y el estado de derecho en nuestra nación, en una época de grandes riesgos».

También la Casa Blanca se pronunció el viernes por la noche sobre la muerte de Aquino, y señaló que la ex mandataria será recordada por su «papel crucial» para llevar al país a un sistema democrático mediante protestas no violentas.

El movimiento del «poder popular» de Aquino hizo que cientos de miles de personas tomaran las calles tras las impugnadas elecciones presidenciales de 1986, en las que se declaró victorioso Marcos. El líder filipino terminó aceptando una oferta estadounidense para exiliarse en Hawai, y Aquino asumió la presidencia.

«Aquino tuvo un papel crucial en la historia de Filipinas, llevando el país a un sistema democrático mediante su movimiento no violento del ‘poder popular»’, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Gibbs añadió que el presidente Barack Obama estaba triste por el fallecimiento de Aquino.

En otro comunicado, la secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, dijo que Aquino mostró un «valor extraordinario» tras el asesinato de su marido.

«Su fortaleza serena y su compromiso inquebrantable con la justicia y la libertad» fueron inspiradores para la secretaria y su marido, el ex presidente Bill Clinton, añadió.