Ministro Argentino a favor de debate de matrimonio homosexual

0
619

BUENOS AIRES (AP) — El ministro de Justicia argentino se mostró el martes a favor de debatir en el Congreso iniciativas que promuevan el matrimonio y la adopción por parte de personas del mismo sexo.

«Se debería debatir en el Congreso todo lo que tenga que ver con evitar la discriminación y, eventualmente, temas de estas características que seguramente a una buena parte de la población le interesa que se discuta», dijo Aníbal Fernández a radio Continental al ser consultado sobre el debate parlamentario del matrimonio homosexual y la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

«Toda la vida estuve en desacuerdo con que las parejas homosexuales puedan adoptar y un día tuve la valentía de decir ‘me convenciste, tenés razón»’, añadió.

Las declaraciones de Fernández coinciden con el lanzamiento de un sondeo realizado por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) que busca establecer la posición de los candidatos para las elecciones legislativas del 28 de junio sobre la identidad de género y matrimonio y la adopción homosexual.

El día de los comicios, es casualmente, el 40 aniversario de la revuelta en Nueva York que dio origen al «orgullo gay».

La mayoría de los candidatos se manifestó a favor de un proyecto de ley de identidad de género que autoriza el cambio del documento de identidad de los travestis y transexuales.

El casamiento civil entre personas del mismo sexo, en cambio, fue rechazado por algunos candidatos. Entre ellos Gabriela Michetti, candidata a diputada por la ciudad de Buenos Aires del bloque opositor Unión-Pro.

«No es necesaria la figura del matrimonio. Una unión civil con resguardos a la pareja comparables al matrimonio es suficiente. El matrimonio es una unión civil específica entre partes heterosexuales», sostuvo.

Desde hace algún tiempo Buenos Aires y Río de Janeiro pugnan por el título de «capital gay» de Latinoamérica.

Pero parece que Buenos Aires lleva una leve ventaja.

En 2002, Buenos Aires fue la primera ciudad latinoamericana en legalizar la unión civil de parejas de un mismo sexo. Otras cuatro ciudades argentinas siguieron el ejemplo y adoptaron la ley de unión civil en los años siguientes.

En 2007, la capital argentina fue sede del primer mundial de fútbol gay jugado en la región y del Festival Internacional de Tango Gay.