Militares colombianos condenados por «falsos positivos»

0
286

BOGOTA — Al menos 15 militares fueron sentenciados a penas de hasta 30 años de prisión por la muerte de dos hermanos reportados como guerrilleros caídos en una falsa acción de combate, informó el domingo la Fiscalía.

La justicia penal, investiga la muerte de 1.708 personas: 1.545 hombres, 110 mujeres y 53 menores de edad, en los llamados «falsos positivos», víctimas que los militares presentan como bajas en combate. A estos hechos han sido vinculados 1.150 uniformados: 1.081 del ejército, 35 de la policía, 29 de la armada y cinco del DAS o policía secreta. 83 condenados y 795 detenidos

El juez penal 19 de Medellín, capital departamental a 250 kilómetros al noroeste de Bogotá, dictó la pena de 30 años contra un capitán y un sargento como responsables en el homicidio de Arley Vallejo Cardona y Yon García Cardona, hermanos por parte de madre.

Los jóvenes laboraban como vendedores de arepas (comida local) en un barrio de Medellín en mayo de 2006 y tras hacer una entrega del comestible, desaparecieron cuando regresaban a su casa, según informes de las autoridades en la época.

Al siguiente día de su desaparición, fueron hallados sus cadáveres en la morgue como guerrilleros muertos en combate con miembros del Batallón de Infantería 32 acantonado en Medellín.

Tres suboficiales y seis soldados profesionales también recibieron penas de 30 años en su calidad de autores materiales, precisó un boletín de prensa de la Fiscalía General.

Y por encubrimiento al favorecer el delito de homicidio, cuatro soldados regulares fueron sentenciados a cuatro años de cárcel.

Coincidentemente el sábado se informó de otros supuestos «falsos positivos» que habrían ocurrido entre junio y septiembre de 2008 en las localidades de Gamarra y Aguachica, a 410 y 415 kilómetros al noreste de Bogotá.

David Guillermo Ramos, funcionario municipal de Aguachica encargado de la supervisión de los derechos humanos, denunció que los restos de dos personas desaparecidas, fueron encontrados en una fosa.

Dijo a Caracol Radio que ellos fueron sacados de sus hogares y trabajo «y luego mostrados por las autoridades como presuntas bajas» de grupos ilegales. Señaló que habrían sido ultimados por integrantes de la brigada Móvil 15 del ejército.

AP.