Los turistas huyen de la isla indonesia de Lombok tras el terremoto

0
182
This picture taken on August 10, 2018 shows the pool area of the Holiday Resort Lombok at Senggigi in West Nusa Tenggara province. The powerful earthquakes that struck the Indonesian island of Lombok in recent weeks killing some 400 people has sent holidaymakers fleeing, raising questions about how its lucrative tourism sector will bounce back. / AFP PHOTO / SONNY TUMBELAKA / TO GO WITH Indonesia-earthquake-tourism, FOCUS by Kiki Siregar

Mataram, Indonesia por Kiki SIREGAR con Benoît FINCK en Yakarta – Centenares de turistas se dirigían este martes hacia el aeropuerto de Lombok para marcharse de esta isla de Indonesia, afectada por dos terremotos en ocho días, mientras los equipos de rescate seguían buscando a sobrevivientes.

El sismo del domingo, de magnitud 6,9, provocó 105 muertos y miles de edificios destruidos, según un nuevo balance oficial publicado este martes.

El temblor se produjo sólo una semana después de otro, que el 29 de julio había dejado al menos 17 muertos en esta misma isla volcánica.

Los equipos de rescate seguían buscando el martes a sobrevivientes y personas desaparecidas entre los escombros de las casas, mezquitas y escuelas derruidas del segundo sismo, que se sintió incluso en la isla vecina de Bali, la más turística de este archipiélago del sudeste asiático.

En Lombok, más de 20.000 personas se encuentran sin hogar y hay 236 heridas en estado crítico, según las autoridades indonesias, que lamentaron la ausencia de personal médico y de productos básicos.

Este martes los equipos de rescate quitaron los escombros de una mezquita que se derrumbó en el momento de la oración del domingo en la localidad de Lading-Lading, en el norte de la isla de Lombok, la zona más afectada.

Vídeos publicados en internet mostraban como el lunes rescataban a un hombre vivo entre los fragmentos de hormigón y las barras metálicas de esta mezquita derruida.

El hombre lloraba de alegría en el momento en que lo sacaban de las ruinas. «Ya se encuentra a salvo, ya se encuentra a salvo», le decía uno de los socorristas.

– Robos –

Las autoridades también evacuaron a más de 4.600 turistas de las islas Gili, tres pequeñas ínsulas tropicales bordeadas por arrecifes coralinos, a pocos kilómetros de la costa noroeste de Lombok, muy frecuentadas por viajeros jóvenes y buceadores.

 AFP PHOTO / SONNY TUMBELAKA – FOCUS by Kiki Siregar

En el puerto de Bangsal, que conecta Lombok con las islas Gili, centenares de turistas continuaban llegando el martes con sus maletas. Algunos lamentaron la falta de coordinación de las autoridades y los problemas para llegar al aeropuerto.

«Hubo una llegada masiva de personas que quieren marcharse de Lombok por los rumores infundados de tsunami», aseguró a la AFP Muhammad Faozal, el director de la agencia de turismo de la provincia.

 AFP PHOTO / SONNY TUMBELAKA / , FOCUS by Kiki Siregar

El director general del aeropuerto de Lombok informó que las aerolíneas pusieron vuelos suplementarios desde el lunes y que el personal aportaba mantas y comida a las personas presentes en el aeropuerto.

No obstante, algunos turistas criticaron la falta de información y las dificultades durante la evacuación, como un un francés que lamentó haberse sentido «abandonado», «sin ninguna información» durante las 24 horas posteriores al terremoto.

«No teníamos electricidad ni ninguna información sobre lo que debíamos hacer», explicó a la AFP Laurent Smadja, que se alojaba Gili Meno, una de las tres islas Gili.

Smadja lamentó que las tareas de rescate se concentraron en Gili Trawangan, la más grande de las tres islas. «Vimos como todo el mundo se iba en barco, pero nadie venía a buscarnos», afirmó este turista parisino.

AFP PHOTO / SONNY TUMBELAKA / FOCUS by Kiki Siregar

Finalmente, «nos marchamos con los habitantes [de la isla]. Un barco vino y nos dirigimos al embarcadero» el martes por la mañana, antes de llegar al aeropuerto internacional en el coche de un particular, explicó.

Indonesia, un archipiélago de 17.000 islas e islotes, se sitúa en el llamado «cinturón de fuego» del Pacífico, una zona de fuerte actividad sísmica y volcánica. Aunque el país registra numerosos sismos, la mayoría no son peligrosos.

bur-bfi/phv/eb/pc

© Agence France-Presse