Línea de preguntas sobre TV digital recibe 700.000 llamadas

2,8 millones de hogares no estaban preparados para el cambio.

0
306

La línea federal para preguntas sobre el cambio de la televisión analógica a la digital, consumado el viernes en Estados Unidos, recibió casi 700.000 llamadas esta semana, informó la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC).

De éstas, 317.450 se recibieron el viernes, luego de que se cortara la señal analógica.

Un tercio de las llamadas se refirieron a los subsidios federales para pagar las cajas de conversión, indicio de que por lo menos 100.000 personas no tenían el equipo necesario para recibir la señal digital.

Una gran proporción de las llamadas fueron para preguntar cómo manejar los convertidores y otras acerca de problemas en la recepción. La FCC dijo que la mayoría de los problemas se resolvieron con el escaneo de las ondas en busca de frecuencias digitales.

«Nuestra tarea dista de haber finalizado», dijo el presidente interino de la FCC Michael Copps. «Esta transición no es un asunto de un solo día. Sabemos de los problemas de reescaneo y recepción desde hace tiempo y hacemos lo posible para difundir las noticias».

Nielsen Co., que mide los índices de audiencia, dijo que 2,8 millones de hogares, el 2,5% del mercado televisivo, no estaban preparados para recibir la televisión digital.

La estática sustituyó a los programas televisivos en aproximadamente un millón de televisores en Estados Unidos, el viernes, fecha en que terminaron las transmisiones analógicas por parte de los distintos canales, que abandonaron así una tecnología usada por alrededor de medio siglo.

La gran mayoría de las viviendas que tienen antenas para captar las señales de TV estaba preparada para la desactivación de la señal analógica, pero muchas personas experimentaron molestias ante la necesidad ahora ineludible de mudarse a la recepción digital para seguir viendo sus programas favoritos.

Alrededor de las 3:00 de la madrugada, cientos de personas comenzaron a formar fila frente al establecimiento de Freestore Foodbank en Cincinati, cinco horas antes de que la agencia comenzara a entregar gratis 250 cajas convertidoras para señal digital. El centro había entregado todos los convertidores para las 10:30, y muchas personas seguían haciendo cola.

Harvey Durrett, de 48 años, dijo que se formó alrededor de las 6:00, pero no pudo recibir su convertidor, que cuesta entre 40 y 60 dólares en las tiendas de electrónicos a menos que el consumidor tenga un cupón de descuento de 40 dólares, entregado por el gobierno.

«Soy discapacitado y en realidad no puedo comprar un convertidor», lamentó Durrett. «No puedo captar nada ahora en mi televisor, así que supongo que tendré que ir a las casas de mis amigos si quiero ver algo».

Cualquier televisor conectado a algún servicio por cable o satélite está libre de cualquier problema por la transición, pero aproximadamente 17 millones de hogares estadounidenses dependen de las antenas. La empresa investigadora Nielsen Co. señaló que las viviendas pobres y de las minorías étnicas tenían menos probabilidades de estar preparadas para la transición del viernes, así como las casas de personas menores de 35 años.

Los canales de TV tenían la libertad de elegir en qué momento del día cortarían las señales analógicas, y muchos no lo habían hecho hasta la noche. Ello significa que el efecto total de la transición no será evidente sino hasta el fin de semana.

En el canal WTTG, afiliado a Fox en Washington, el noticiario de las 11:00 de la mañana concluyó con la rúbrica usada cuando esa emisora era parte de la vieja DuMont Broadcasting Network, tocando el Himno Nacional y transmitiendo luego una señal de prueba. Al mediodía, el canal mostró a un ingeniero que oprimió un botón rojo para desactivar la señal analógica.

Los canales de TV, las tiendas de electrónicos y el gobierno informaron que la mayor parte de las llamadas que recibieron el viernes provino de gente que tenía convertidores pero necesitaba ayuda para instalarlos.

La Comisión Federal de Comunicaciones puso a 4.000 operadores a la espera para recibir llamadas de televidentes confundidos, y estableció varios centros de demostración en diferentes ciudades. Grupos de voluntarios y agencias de gobiernos locales ayudaron a ancianos a conectar convertidores digitales que permitirán seguir el funcionamiento de televisores viejos.

Una encuesta patrocinada por emisoras indicó que los estadounidenses estaban al tanto de la cancelación de las transmisiones analógicas, gracias a un año de constantes anuncios por televisión. Pero muchos ignoraban en qué consiste exactamente el cambio, o qué se necesita hacer para sintonizarse con la televisión digital.

Televisores digitales más nuevos, que reciben la transmisión a través de antenas, y televisores más viejos conectados con cajas de conversión, no tienen problemas, pero tendrán que ser puestos a cero para volver a hacer un «escaneo» de las ondas radiales, a fin de localizar canales que el viernes se trasladaron a nuevas frecuencias.

Algunas personas podrían necesitar nuevas antenas, pues las señales digitales viajan de manera diferente que las analógicas.

El cierre de los canales analógicos libera las ondas radiales para artefactos modernos como la banda ancha inalámbrica y servicios de televisión para teléfonos celulares.

Agencia AP.