Limitan poder de alguacil de Arizona sobre inmigrantes

0
270

PHOENIX (AP) — Un alguacil de Arizona conocido por actuar agresivamente con el fin de impedir la inmigración ilegal perdió algo de su poder para aplicar las leyes migratorias, y dijo que el gobierno federal le retiró esa facultad por motivos políticos.

El alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, dijo que las autoridades federales no le permitieron renovar un acuerdo que permitía a sus agentes realizar arrestos que le competen a las autoridades federales de migración.

La agencia de Arpaio ha sido señalado por realizar redadas basadas en perfiles raciales en algunas zonas densamente pobladas por latinos en la región metropolitana de Phoenix.

«Déjenlos fanfarronear que le quitaron autoridad al alguacil. Déjenlos que hagan todo eso. Eso no me molesta. No tengo ego. Seguiré haciendo lo mismo», dijo Arpaio. Miembro del Partido Republicano, afirmó que seguirá aplicando las leyes estatales de inmigración. «¿Qué ha cambiado, además de la política y la percepción que emana de Washington?».

El gobierno del presidente Barack Obama ha comenzado a cambiar las reglas que autorizan a la policía local a aplicar leyes migratorias federales más generales. El gobierno federal aplica la mayor parte de las leyes de inmigración en Estados Unidos. A nivel nacional, más de 1.000 policías y funcionarios carcelarios locales tienen la facultad de realizar detenciones de presuntos indocumentados.

Las autoridades federales, en cambio, sí renovaron el acuerdo que le permite a los funcionarios carcelarios que dependen de Arpaio determinar la situación migratoria de las personas en sus prisiones.

Arpaio tiene más agentes con poderes especiales que ninguna otra agencia local de policía en el país. Durante más de dos años, 100 de sus agentes han realizado arrestos de inmigración y otros 60 agentes de cárceles han identificado a reos inmigrantes ilegales.

Arpaio dijo que las autoridades no le dieron una explicación sobre el por qué sus poderes fueron recortados a la mitad.

Vinnie Picard, un vocero de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE por sus iniciales en inglés), entidad que otorga los poderes especiales, rechazó hacer comentarios sobre el recorte a los poderes de Arpaio o sobre si a alguna de las otras 62 agencias participantes en toda la nación también se le negó la renovación.

La ICE tomará una decisión final sobre los acuerdos el 14 de octubre, fecha límite para renovarlos. Hasta ahora, al menos tres agencias se han separado del programa.