La mafia busca sacarle provecho al seguro médico de EEUU

0
372

Por KELLI KENNEDY

MIAMI (AP) — Atraídos por el dinero fácil y condenas a prisión más breves, mafiosos y otros delincuentes violentos están dedicándose cada vez más al fraude al Medicare —el programa de asistencia médica a los ancianos_, llevando violencia a lo que fue una vez un delito de cuello blanco.

En todo el país, investigadores federales han sido amenazados, el cuerpo de un informante fue hallado acribillado a balazos, y en una farmacia bajo investigación fue descubierta una mujer muerta con la garganta cortada.

Para los delincuentes, las estafas al Medicare ofrecen mayores dividendos y mucho menos riesgos que delitos como el robo y el tráfico de drogas.

«Hemos visto más personas que solían estar involucradas en tráfico de drogas que ahora se están dedicando al fraude en el sistema de salud porque no es tan peligroso», dijo Judy Orihuela, portavoz del FBI.

Los estafadores del Medicare usualmente ganan su dinero cobrando por equipo y medicinas que los pacientes no reciben jamás, y nunca necesitaron. Algunos le pagan a desamparados para que les entreguen sus números de la Seguridad Social o del Medicare para usarlos en facturas falsas. Otros intimidan a ancianos con el fin de usar sus números, dicen las autoridades federales.

La mayoría de los fraudes al Medicare se cometen en ciudades como Miami, Los Angeles, Detroit y Houston. Y en lugar de preparar una compleja jerarquía como la mafia u otras pandillas, muchos estafadores usan a delincuentes callejeros comunes para reclutar a pacientes y doctores.

Un estafador puede embolsarse fácilmente 25.000 dólares al día, arriesgándose a una condena relativamente modesta de 10 años en prisión con una sola acusación. Un traficante de cocaína tardaría semanas en obtener esa cantidad de dinero y se arriesgaría a pasar la vida en prisión.

«Organizar un fraude al Medicare es mucho más seguro que traficar con drogas o entrar en el negocio de los vehículos robados, y es mucho más lucrativo», dijo Lewis Morris, abogado en la oficina del inspector del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

No se sabe cuántos delitos con violencia están ligados al fraude al Medicare, ya que la mayoría son cometidos por alguien involucrado en el engaño que ataca a otra persona que forma parte del crimen.

Una brigada de un departamento de policía del sur de California ha arrestado a 50 sospechosos por fraude al Medicare en los últimos tres años.

Once miembros de la familia Bonanno de Nueva York fueron acusados formalmente en mayo de estafar a gente en el Medicare durante los últimos tres años, bajo los cargos de usar los números de pacientes de esta prestación gubernamental para solicitar pedidos falsos. También se les acusó de robo de identidad y asociación delictiva para cometer asesinato.

En los últimos años se han reportado varios crímenes violentos relacionados con la estafa. Muchos de ellos tienen el objetivo de silenciar a alguien o de vengarse por falta de pagos.

«Son delitos típicamente realizados por profesionales y generalmente quedan sin resolver», dijo el sargento Stephen Opferman de la policía de Los Angeles. «Normalmente es una bala en la cabeza. Nadie vio nada».