La caótica Times Square se convierte en pasaje peatonal

0
417
"/>

NUEVA YORK (AP) — A partir del domingo, una parte céntrica de Manhattan se convertirá en patrimonio exclusivo de los peatones.

Broadway quedará cerrada al tráfico vehicular en un tramo de cinco cuadras a la altura de Times Square —en pleno distrito de los teatros_, transformando una parte de la «Encrucijada del Mundo» en un pasaje peatonal con luces, carteles animados y rascacielos. La municipalidad espera con ello reducir la contaminación y los accidentes, además de ayudar al flujo del tráfico.

Habrá un segundo paseo peatonal por Broadway de las calles 33 a 35, junto a Herald Square, la intersección dominada por la famosa tienda Macy’s. El ensayo durará hasta fin de año, y si todo va bien, podría ser permanente.

Los planificadores esperan que un paisaje más tranquilo reemplazará el caos incontrolado que desde hace décadas define el corazón de esta ciudad, donde se pueda hablar de «pasear» de un extremo a otro de Times Square.

Ahora no hay paseos. Las multitudes avanzan apretujadas por las aceras, y los menos fuertes se ven expulsados a la calle para caminar junto a los autos. Un río de taxis amarillos avanza por Broadway centímetro a centímetro. Quien quiere entrar a una tienda debe cruzar la acera, esquivando peatones y rogando que no le aplasten los dedos de los pies.

Los que han conocido esas multitudes dicen que un poco espacio traerá un gran alivio. Después de 52 años en Nueva York, Carlos Grande espera que la peatonal transforme el centro en un espacio al estilo europeo.

«En Europa es distinto. Ves a la gente sentada en los cafés de las aceras, disfrutando de la vida», dijo este ciudadano. «No tenemos historia como para estar sentados en una piazza milenaria, pero es una idea maravillosa. Disminuye el ritmo de la vida».

Times Square, antes un centro de prostitución y sórdidos «sex shops», se ha transformado en un lujoso distrito de comercios, hoteles y restaurantes, pero continúa el frenético teatro humano que se desarrolla junto a los escenarios musicales.

Aún bajo el sol, los famosos carteles luminosos llaman la atención. Los peatones se detienen a mirar hacia arriba; uno ruega que los conductores no hagan lo mismo. Los turistas no saben que los neoyorquinos caminan en fila para atravesar la multitud; pasean codo a codo y se ganan las maldiciones de los locales que no pueden pasar.

Los planificadores creen que la peatonal acelerará el tráfico. Los autos podrán cruzar la sección para peatones en las intersecciones, pero deberán seguir por 7ma Avenida, recientemente ampliada, u otras arterias que van de sur a norte.