Incendio en guardería mexicana no fue intencional

0
464

Por E. EDUARDO CASTILLO

MEXICO (AP) — La Procuraduría General de la República (PGR) informó el miércoles que peritajes descartan la posibilidad de que haya sido intencional el incendio de una guardería en el estado norteño de Sonora en donde murieron 44 niños.

El titular de la PGR Eduardo Medina-Mora dijo en rueda de prensa que las investigaciones indican que el incendio fue originado por el sobrecalentamiento de un equipo de enfriamiento localizado en una bodega adyacente a la guardería, como ya había sugerido la procuraduría estatal.

Aseguró que la investigación aún continúa para determinar si funcionarios o personal de la guardería incurrieron en omisiones que pudieran configurar algún delito como homicidio o lesiones culposas, daño en propiedad ajena o ejercicio indebido del servicio público.

«Que no haya intencionalidad en el hecho no quiere decir que no haya necesariamente responsabilidades penales, por eso señalé que los delitos por los que está la averiguación es por homicidio y lesiones culposas, es decir no intencionales», dijo.

Añadió que los delitos que se investigan no son graves, por lo que cualquier persona que en su caso sea acusado podría salir en libertad bajo fianza.

«Se trató de un incendio causado por el sobrecalentamiento del equipo enfriador de aire debido a su uso continuo y prolongado», dijo.

La guardería ABC, localizada en la ciudad de Hermosillo, capital de Sonora y a unos 1.585 kilómetros al noroeste de la ciudad de México, era una lugar que apenas el 26 de mayo había pasado una inspección de seguridad, según han dicho autoridades estatales y federales.

Medina-Mora refirió que el sobrecalentamiento provocó la fundición de partes de aluminio del aparato —que colgaba del techo— y que cayeron al piso e incendiaron papelería que había en el lugar.

Dijo que se estima que el fuego se propagó por el techo a la guardería en un periodo de entre 20 y 25 minutos.

El incendio ha dejado 21 niños y 23 niñas fallecidos, además de 23 menores y cuatro adultos lesionados.

El procurador refirió que en la bodega adyacente a la guardería, perteneciente a la secretaría de Finanzas del gobierno de Sonora, no había personal al momento del incendio.

Se determinó, además, que el aparato fue dejado encendido. En esa bodega, cerrada por fuera, no se encontraron extintores, hidrantes o detectores de humo.

Medina-Mora refirió que se ha tomado declaración a dos trabajadores de la bodega, 15 empleados de la guardería y a 43 padres o familiares de los niños que estaban en la guardería.

El martes dimitieron dos funcionarios del gobierno estatal de Sonora, esposos de propietarias del establecimiento incendiado.

Antonio Salido Suárez, director de Administración y Finanzas de la Secretaría de Infraestructura, y Alfonso Escalante Hoeffer, subsecretario de Ganadería, presentaron su renuncia para contribuir a esclarecer el incidente, según anunció el primero de ellos a la prensa.