Honduras garantiza que no invadirá embajada brasileña

0
378

Por KATHIA MARTINEZ

TEGUCIGALPA — Diputados brasileños se reunieron el jueves con de derrocado presidente Manuel Zelaya en la embajada de Brasil en donde se encuentra refugiado desde el 21 de septiembre en una visita a Tegucigalpa en la que lograron la garantía de la Corte Suprema de Justicia y del Congreso de que el gobierno de facto no invadirá la sede diplomática del país sudamericano.

El legislador brasileño Raúl Jungmann dijo que durante la conversación con Zelaya le reiteraron el llamado del gobierno del presidente Luiz Inacio Lula de buscar una solución a la crisis de manera «pacífica» y con «moderación». «El presidente Zelaya nos ha reiterado que el tiene procurado seguir eso», dijo.

Jungmann del Partido Popular Socialista y otros cinco diputados llegaron el miércoles por la noche a esta capital para verificar por 24 horas la situación de la embajada y de sus compatriotas.

A su salida de la sede diplomática Jungmann dijo que Zelaya pidió transmitir a la prensa que el camino hacia la salida de la crisis está en el plan impulsado por el presidente costarricense Oscar Arias. Y que con la llegada a Tegucigalpa la próxima semana de una misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos «hay posibilidad den que se avance en una negociación».

El diputado dijo que su país no podía «dejar de dar abrigo humanitario al señor Zelaya porque esa es una tradición de Brasil que nos es muy cara porque vivimos una dictadura de 20 años y muchos de nosotros sobrevivimos con el asilo, entonces no negamos a ninguno».

Horas antes, los brasileños se entrevistaron con los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y con diputados del Congreso quienes les garantizaron respetar la inmunidad diplomática de la embajada.

El diputado brasileño afirmo que el presidente del máximo tribunal hondureño, Jorge Rivera, aseguró la integridad de la embajada, de los diplomáticos y de los brasileños residentes en Honduras.

«Fue enfático. Dijo que no existe ninguna posibilidad de invasión. Afirmó que … podemos llevar a Brasil el mensaje de que la integridad de la comunidad brasileña en el país está garantizada», dijo el legislador.

Subrayó que «solicitamos el respeto a la integridad de la embajada… y el honorable presidente (del poder judicial) aseguró que jamás se produciría un atentado de tal naturaleza».

A Jungmann lo acompañan sus colegas Bruno Araújo, Claudio Cajado, Iván Valente y Janete Pietá, que mantienen entrevistas con diferentes líderes hondureños, aunque no tienen previsto reunirse con el presidente de facto Roberto Micheletti.

Zelaya fue derrocado el 28 de junio por un golpe de estado militar y el congreso designó como presidente a Micheletti.

El mandatario derrocado regresó hace nueve días de sorpresa a Tegucigalpa y se refugió en la embajada brasileña donde aguarda ser reinstalado en el cargo por gestiones de la comunidad internacional, que lo respaldan.

El diputado Mauricio Rands, del Partido de los Trabajadores Brasileños dijo por su parte que el diálogo de San José es un punto para desarrollar. «Es una primera posible solución no es nada acordada pero se puede modificar, cambiar desarrollarla para encontrar un solución», señaló.

«Como país hermano auguramos y deseamos que los dos campos conflagrados puedan hacer concesiones mutuas en la dirección de la paz», enfatizó.

Sobre la situación en la embajada de Brasil, Jungmann planteó que recibieron el compromiso del presidente del Congreso hondureño José Alfredo Saavedra de que propondría en la próxima sesión del Congreso hondureño un mensaje al presidente Micheletti para que suspendiese el ultimátum a Brasil y se diera tiempo para cohesiones la situación jurídica del refugio de Zelaya.

El domingo, Micheletti amenazó con despojar de la inmunidad diplomática a la embajada brasileña en 10 días si no define el status de Zelaya.

También dijo que le preocupa que las lineas telefónica en la sede diplomática están cortadas y que hay necesidad de que sean establecidos.

Agencia AP.