¿Qué hará Trump con la caravana de migrantes?

Bogotá , 25 de octubre -  Por Olga Viviana Guerrero .- Según el historiador israelí Yuval Harari en su libro Sapiens, lo que nos diferencia del resto de animales en la naturaleza es nuestra capacidad de vivir en comunidad, creernos los unos a los otros y así crear realidades comunes. Es la filosofía de los tiempos modernos: así -dice- creamos a Dios, los Derechos Humanos, las democracias y  el dinero, entre otras cosas.
No puedo menos que recordarlo al ver las imágenes de esta horda de migrantes provenientes de Honduras, todos con un solo objetivo: entrar a Estados Unidos, huyendo de su pobre situación económica y social. Nadie les asegura el éxito de su travesía. Todo lo contrario. Pero ellos siguen en su caminata impresionante de hombres, mujeres, niños y mascotas, por los caminos de Centro América, de donde dicen que no darán marcha atrás porque a pesar de las amenazas, cualquier cosa es mejor que regresar a su país. Es un gran monstruo de casi 10 mil cabezas que se mueve raudo hacia un destino incierto y no ha habido quien lo detenga, ni los gobiernos de los países amenazados por Trump de suspender sus ayudas si les permiten pasar sus fronteras.

(Photo by Johan ORDONEZ / AFP)



¿Qué va a hacer el Presidente de la nación más poderoso del mundo, quien con su mega ego amedrenta y se ufana de las armas que posee? ¿Convencer a sus seguidores de que en la horda vienen terroristas del medio oriente para justificar quién sabe qué aterradora decisión?
La noticia adquiere importancia, mientras la marcha avanza hacia Estados Unidos y se multiplica a su paso con los pobres de los demás países centroamericanos, quienes se unen porque, siguiendo con la teoría de Harari, no hay nada más poderoso que las masas. Y esta va huyendo de la violencia, la injusticia, la miseria; poderosos argumentos.
Así -dice el historiador- el Homo Sapiens, se convirtió en la especie que rige al mundo. Pero así -también escribe- ha cometido enormes atrocidades.

 

(Photo by PEDRO PARDO / AFP)



Y esta no es la única masa en migración del planeta. Los sirios huyen por centenas en frágiles pateras, espantados por la guerra de su devastada nación; y los venezolanos, llegan por miríadas a los países vecinos, para escapar del régimen de Maduro. Antes lo hicieron los judíos y un poco después los cubanos.
Para el resto del mundo, los refugiados no tienen cara ni nombre; todos juntos son la fotografía de una idea. Y esa idea tiene en jaque al poderoso presidente de los Estados Unidos.

Gomma Media
Acerca del Autor

Related Posts