Hallan muerto en Canadá a concursante de programa

0
617

Por JEREMY HAINSWORTH y ROB GILLIES

VANCOUVER, Canadá — Ryan Jenkins, concursante de un programa de realidad simulada sospechoso de homicidio, fue encontrado muerto el domingo en un motel de la Columbia Británica aparentemente por propia mano, indicó la policía.

El sargento Duncan Pound, de la unidad de integridad fronteriza de la Real Policía Montada, dijo que la policía respondió a una llamada sobre una persona muerta en Hope, al este de Vancouver, y luego llamó a los investigadores que buscaban a Jenkins. El cadáver tenía una soga al cuello.

El promotor inmobiliario e inversionista era buscado en California por cargos de homicidio premeditado después que el cadáver mutilado de su ex esposa Jasmine Fiore fue hallado en un bote de basura en Buena Park, a unos 32 kilómetros (20 millas) al sureste de Los Angeles.

Ahora la Policía Montada «puede confirmar que una persona muerta que fue hallada en un motel en Hope, Columbia Británica es, de hecho, Ryan Jenkins», señaló Pound.

«En este momento la investigación de las circunstancias de su muerte continúa, pero las evidencias preliminares sugieren que se suicidó. Por ahora no serán divulgados otros detalles ya que la investigación está apenas en sus inicios», agregó.

Pound dijo que la policía no sabe aún cuánto tiempo estuvo Jenkins en el motel antes de que su cuerpo fuera encontrado, e indicó que fue identificado por sus huellas digitales.

El cuerpo de Jenkins estaba en el motel The Thunderbird, en una calle apartada y de poco tránsito en las afueras de Hope, Columbia Británica, donde inicia la región montañosa de esa provincia del occidente canadiense.

Estaba rodeado de policías y un vehículo del forense, dijo Marc Lojeski, quien trabaja en el cercano motel Lucky Strike.

Jenkins, de 32 años, desapareció la semana pasada pero su bote fue encontrado el miércoles en un embarcadero cerca de la frontera de Estados Unidos con Canadá, al sur de Vancouver.

Al parecer, Jenkins se habría ahorcado, dijo Farrah Emami, vocera del fiscal de distrito del condado de Orange en California, que está en contacto con la policía canadiense.

Agencia AP.

Los dientes de Fiore habían sido arrancados y sus dedos cortados en un aparente intento de evitar su identificación. Los investigadores usaron los números de serie de sus implantes mamarios para identificarla, según la oficina del fiscal.

Jenkins y Fiore se conocieron en Las Vegas en marzo y se casaron unas semanas después. Se separaron pronto pero presuntamente se habían reconciliado hace poco.

Las autoridades en California dijeron que la policía de Buena Park, donde apareció el cadáver de la mujer, seguiría investigando para asegurarse que no hubiera nadie más involucrado.

«Seguimos creyendo que el señor Jenkins fue el único responsable», dijo Emami.