Grave accidente de transito en Bogota, Colombia, deja 4 muertes y 31 heridos.

0
390

Entre las vícitimas está el conductor del vehículo que chocó con el articulado, José Vicente Bocanegra, de 42 años, quien había sido remitido al hospital El Tunal, en el sur de la ciudad.

Las otras personas que perdieron la vida en el accidente fueron John Jairo Díaz Guiza, de 31 años; Óscar Javier Sandoval Acosta, 25,

Otros 31 heridos, entre ellos cinco menores -2 de 17 años, uno de 11, otro de 14 y uno más de 15-, fueron trasladados a los hospitales de El Tunal, San Rafael, Meissen, Santa Clara, San José, San Blas y al policlínico Olaya con distintos traumas. (

El conductor deja tres hijos

A pesar del esfuerzo de los médicos, Bocanegra, quien llevaba ocho años al servicio de la empresa, falleció debido a un trauma severo craneoencefálico y a un trauma de tórax cerrado, según el parte médico. Dejó tres hijos, divorciado y su actual pareja era la mujer que murió.

Al conductor le habían amputado la pierna derecha y había sufrido una fractura abierta en la pierna izquierda. Fue el herido más grave y los bomberos tardaron 45 minutos en rescatarlo, porque quedó atrapado en el vehículo.

Bocanegra vivía en el barrio Chuniza, en Usme, y en el momento del accidente cubría la ruta 237.

Guiza, administrador de un negocio de comidas rápidas y padre de tres hijos, pereció en el lugar de los hechos.

Ocurrió por esquivar una moto

Todo sucedió en segundos: el motociclista avanzaba velozmente por la vía; un bus de TransMilenio iba por el mismo carril en sentido sur-norte con 39 pasajeros a bordo. Una buseta de la empresa Metropolitana transitaba en sentido contrario con destino al barrio Uval, de Usme. A las 3:30 de la tarde, los tres vehículos se encontraron.

La moto cayó al piso, según la Policía, tras ser cerrada por un taxista, que huyó del lugar. El articulado intentó esquivarla para no atropellar al conductor e invadió el carril contrario y se estrelló de frente contra la buseta, de placas, SIE 637 . El impacto brutal dejó el saldo trágico.

Fabiola Rodríguez, residente de Usme y quien presenció el accidente, dijo: «Hasta donde yo alcancé a ver, una moto se le atravesó y el TransMilenio quiso esquivarla».

Otros vecinos del sector aseguraron que el motociclista iba rápido y de un momento a otro patinó y el vehículo le ganó y rodó sobre la vía. Ese sector es crítico por la salida permanente de volquetas de una zona de areneras.

El servicio de TransMilenio, en el sur, estuvo suspendido durante 35 minutos y, por momentos, oleadas de personas invadieron la vía para conseguir cómo movilizarse

Una vía de alta accidentalidad

No es la primera vez que en ese corredor vial la muerte se ensaña contra pasajeros y conductores. En el 2000, un accidente entre un TM y un colectivo dejó dos muertos.

En el 2001, otro hecho similar dejó tres personas fallecidas y el año pasado murieron dos personas más, un motociclista y el pasajero de un carro.

«En TM esa zona está catalogada como una de las más peligrosas para el sistema», dijo una fuente de la empresa, debido a que la vía debe ser compartida tanto por los los articulados de TransMilenio como por los buses corrientes, los carros particulares, los camiones de carga y las motocicletas.