Gonzales desearía cambiar algunas de sus decisiones pasadas

0
375

Por BETSY BLANEY

LUBBOCK, Texas, EE.UU. (AP) — El ex secretario de Justicia Alberto Gonzales dijo el martes que desearía «cambiar algunas cosas» que hizo durante su gestión en el gobierno de George W. Bush, como un memorándum que escribió y que, según organizaciones de derechos humanos, llevó a los abusos de prisioneros en Irak.

Gonzales dijo que cometió un error al utilizar las palabras «anticuado» y «Convenciones de Ginebra» en la misma oración dentro del memorándum legal del 2002, sobre las medidas de protección a los prisioneros de guerra contempladas por el tratado, que según el funcionario no se aplicaban a los combatientes enemigos en la guerra contra el terrorismo.

Gonzales, quien al enviar el memorándum era asesor legal de la Casa Blanca bajo el gobierno de Bush, dijo que la gente utilizó el documento para retratarlo como un funcionario que no apoyaba los principios de las Convenciones de Ginebra.

«Ahora que analizo esto… no debía haberlo hecho», dijo Gonzales en una entrevista con The Associated Press. «En este nivel uno comete errores. Si uno piensa que un presidente, un secretario de Justicia o un gobierno no cometerá errores, vive en una tierra de cuentos de hadas».

«Me gustaría poder cambiar algunas cosas que hice», dijo Gonzales, quien no dio más detalles ni ejemplos.

Gonzales, descendiente de abuelos mexicanos, fue el primer hispano en ocupar el cargo de secretario de Justicia. Durante la entrevista, se negó a hablar de una investigación sobre el despido de nueve fiscales federales.

El escándalo en torno a esas destituciones llevó a que trascendieran una serie de datos sobre la interferencia de Bush con el Departamento de Justicia y a la renuncia de Gonzales en el 2007.

«Desearía poder hablar de eso. Pero en realidad no puedo», señaló. Una serie de correos electrónicos y transcripciones de testimonios a puerta cerrada, divulgados el martes más tarde, mostraron que el ex asesor político de la Casa Blanca, Karl Rove, estuvo involucrado en el despido de un fiscal federal en Nuevo México.

Durante la entrevista, Gonzales dijo también que cualquier investigación penal sobre si se extralimitaron los interrogatorios practicados por la CIA después de los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001 podría tener un efecto pernicioso sobre las iniciativas de Estados Unidos para combatir el terrorismo.

El secretario de Justicia actual, Eric Holder, analiza si nombrará a un investigador penal para determinar si se infringieron leyes durante los interrogatorios a sospechosos de terrorismo después de los atentados del 2001.

Gonzales dijo que si el Departamento de Justicia abre una investigación, «podría desalentar» a los elementos de la CIA de «involucrarse en conductas que se acerquen siguiera» a los parámetros del departamento.

«Así que, ¿dónde se pone el límite?», preguntó. «¿Qué se permite y qué no?»

El mes pasado, la Universidad del Texas Tech contrató a Gonzales, con el fin de atraer y conservar a estudiantes de las minorías. Gonzales impartirá además una clase de ciencias políticas a 15 estudiantes durante el último trimestre de