Gobierno rechaza atentado contra Ricardo Calderón de Semana

0
512

El presidente Juan Manuel Santos rechazó el atentado perpetrado contra el periodista de la revista Semana, Ricardo Calderón, y pidió al director de la Policía Nacional, general Roberto León Riaño, que asuma personalmente la investigación.

«Pedí a Director de Policía encargarse personalmente de investigación para dar con responsables del repudiable hecho contra Ricardo Calderón.», escribió Santos a través de Twitter.

El ministro del Interior, Fernando Carillo, calificó el ataque como un acto de cobardía.

«Lamentamos mucho el atentado contra el periodista Ricardo Calderón. Atentar contra la libertad de expresión es un acto máximo de cobardía» escribió el jefe de la cartera del Interior, a través de su cuenta en Twitter.

Asimismo, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, expresó su rechazo a la agresión contra el periodista y aseguró que tales acciones son el resultado del miedo que se produce cuando se revela la verdad.

«El atentado contra Ricardo Calderón muestra la realidad de sectores de nuestra sociedad a los que les da pánico que la verdad aparezca» expresó el alcalde Petro, a través de la red social Twitter, usual canal de expresión del mandatario.

«Es un tema que no solo afecta a Ricardo como persona, a quien defendemos y apoyamos, es un atentado contra la libertad de prensa y el espíritu crítico de la investigación», aseguró por su parte el director de la revista Semana, Alejandro Santos, quien explicó que a al medio no habían llegado amenazas.

Ricardo Calderón es reconocido periodista de Semana y ha estado al frente de polémicas investigaciones como la que denunció las irregularidades en Tolemaida y las interceptaciones ilegales del DAS.

El fiscal General de la Nación, Eduardo Montelagre encargó a la Unidad de Protección a Víctimas y Testigos que investigue los hechos y garantice la seguridad del periodista.

Por su parte, el comandante de las Fuerzas Armadas, Alejandro Navas, se comprometió a colaborar con las investigaciones y expresó que a la fecha no se puede descartar ni señalar nada.