Gobierno declara zona de calamidad pública al municipio de Betulia, Santander

0
460

Luego de su visita de este miércoles a la zona afectada por el sismo de ayer en el departamento de Santander, el Presidente Juan Manuel Santos declaró como zona de calamidad pública al municipio de Betulia como requisito legal para poder asignar recursos.

“Lo primero que vamos a hacer para lograr las ayudas y transferir los recursos es declarar la zona como una zona de calamidad pública”, aseguró el Jefe de Estado tras entregar un balance de los daños.

“Para eso estamos aquí, para expresarles nuestra solidaridad, para decirles: no están solos, aquí está el Presidente, aquí está el Gobierno, listos a ayudarlos, sobre todo a los que resultaron afectados”, dijo.

El Presidente Santos destacó que “afortunadamente no hubo muertos y no se han registrado desaparecidos. Se registraron cinco heridos. Fueron reportadas cinco personas que afortunadamente ya han sido dadas de alta de los diferentes centros de salud a donde fueron llevados”.

El Mandatario reiteró el apoyo del Gobierno Nacional a las familias afectadas de acuerdo con el balance registrado del sismo, que dejó daños materiales en 17 departamentos y la ciudad de Bogotá. Indicó que en Santander resultaron afectados 37 municipios.

Según el Jefe de Estado, hasta el momento en el país se encuentran reportadas 400 estructuras afectadas entre edificios, casas y vías. Manifestó que en Betulia se asignará ayuda humanitaria para las 162 familias damnificadas, consistente en alimentos, elementos de aseo, colchonetas, cobijas y kits de cocina.

Asimismo, señaló que en el municipio de Betulia se registraron 92 viviendas afectadas que se consideran habitables, en donde se realizará un trabajo con el Sena y la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGDR), tendiente a “reconstruir esas casas, que son casas que todavía pueden ser reconstruidas, para que queden en mejores condiciones de lo que estaban antes del sismo”.

Señaló que allí alrededor de 70 viviendas afectadas quedaron en condiciones no habitables, por lo que tendrán que reconstruirse en su totalidad.

“Hay 70 viviendas que son consideradas como no habitables. Esas viviendas no pueden reconstruirse sino que tienen que destruirse completamente y construir viviendas nuevas. Vamos a hacer eso. Vamos a construir las viviendas nuevas para que queden mejor de lo que estaban antes”, sostuvo.

“Aquí se han asignado 2.800 millones de pesos para estas viviendas, con aportes que van a hacer también el departamento y el municipio”, indicó el Mandatario.

Además anunció que se dará un subsidio de arrendamiento a las familias que perdieron sus viviendas, mientras se adelanta la construcción o la reconstrucción, gestión que se hará a través del Banco Agrario.

“Es un subsidio que se le va a dar a cada familia, son 250 mil pesos mensuales que se les van a dar a estas familias hasta que se les entreguen las casas”, dijo.

Como parte de su balance, el Mandatario explicó que en Betulia también se reportan daños en el hospital, en dos sedes escolares, en el salón parroquial, así como grietas en la iglesia y algunos daños en la plaza de mercado.

El Presidente afirmó que en un comienzo estaba en tela de juicio la conexión principal del acueducto, pero –agregó–, “me acaban de reportar que a partir de las diez de la mañana se normalizó totalmente ese servicio y que hoy, a esta hora, el ciento por ciento de los servicios públicos están funcionando”.

En cuanto a la afectación en la zona rural de Betulia, señaló que el reporte parcial era de 12 viviendas averiadas y cuatro destruidas.

“Vamos a ayudarles a las viviendas rurales. Pero, vuelvo y repito, los censos rurales son más lentos, por supuesto, que los censos urbanos. Por eso vamos a hacer, con la Unidad de Gestión de Riesgo, el inventario para ayudarles también a todos los campesinos, a todos los propietarios de las viviendas rurales que también resultaron afectados.

Finalmente, el Presidente de la República agradeció a los betulianos por “su temple y su tenacidad”, así como a los organismos de socorro que se hicieron presentes, “todos listos a ayudar en momentos de angustia y necesidad”.

“Quiero comenzar agradeciéndoles a los betulianos, primero por su temple, su tenacidad. Tuve la oportunidad de hablar con varios de ustedes, preguntarles cómo reaccionaron, cuál fue su situación, dónde estaban, y se nota esa verraquera santandereana aquí en Betulia”, dijo.

“Segundo, quiero agradecerles de todo corazón nuevamente a todos los organismos de socorro que estaban presentes, aquí están presentes todavía: la Defensa Civil, la Cruz Roja, los bomberos, por supuesto la Policía, nuestro Ejército, todos listos a ayudar en momentos de angustia y necesidad”, reiteró.

“Muchas gracias a todos. Y por supuesto a todos los funcionarios de la Dirección de Gestión de Riesgo, que aquí el propio doctor Carlos Iván (Márquez) vino anoche. Hablamos desde el momento del sismo hasta esta mañana para que estuvieran presentes haciendo no solamente los censos, sino verificando a ver cómo podemos reaccionar y ayudar”, puntualizó el Presidente de la República.

Texto tomado de presidencia.gov.co