Giro d’Italia 2020: La vigencia de los veteranos?

0
119

Londres.- Por Juan Carlos Rincón.- Casi cinco meses después de la fecha original y en los comienzos del errático otoño europeo, la enigmática edición 103 del Giro d’Italia larga con un pelotón internacional reducido en figuras que disputará una de las Grandes Vueltas más difíciles de los últimos años. Por lo extenso de sus etapas, la exigencia y altura de sus montañas, la variabilidad del clima y la alternancia de terrenos en los 3.496 kilómetros de recorrido entre Monreale, en Sicilia, y Milán, en Lombardía, el Giro 2020 es de carácter reservado.

De las 21 etapas del recorrido, ocho tienen más de 200kms de distancia y la antepenúltima, el día previo a la etapa final de montaña en los Alpes y a la contra-reloj definitiva hasta Milán el domingo 25 de octubre, tendrá 251 kms sobre terreno plano. El Tour sólo tuvo una etapa superior a 200kms.

El «tiburón de Messina» inicia en su Sicilia natal la búsqueda del triple en el Giro.

Pero además, el Giro tiene este año tres etapas contra-reloj individuales sobre terreno plano (la primera este sábado sobre 15 kms, la 14° la segunda semana sobre 34,1km y la última sobre 15,7km). El tour apenas tuvo una, sobre 36 kms (plana con los últimos seis kilómetros en ascenso) que permitieron la coronación del talentoso esloveno Tadej Pogacar.

Y si hablamos de dificultad montañosa, el Giro ofrece este año cinco etapas, tres de ellas en la última semana en los Alpes y las Dolomitas, con dos exigentes cimas superiores a los 2.700 metros de altitud, el mítico Stelvio (2.758ms), la llamada Cima Coppi  -la más alta del Giro-, y al día siguiente el Colle dell’Agnello a 2.744ms y el Col de l’Izoard a 2.360ms; más alto que el techo del Tour de France 2020 en el Col de la Loze (2.304), donde triunfó Miguel Angel “Supermán” López en la etapa 17.

El Giro recorrerá este año Sicilia, la Costa del Mar Adriático y el Norte de Italia, pero con una amenaza meteorológica muy diferente a la primavera cuando normalmente se disputa. El clima de otoño es caprichoso, con lluvias, fuertes ráfagas y vientos provenientes del mar, bruma, temperaturas bajas y en las montañas hay posibilidad seria de nieve en los pasos más altos, que pueden significar recortes en algunas etapas y alteraciones imprevistas.

Serán las tres contra-reloj del Giro la clave para un triunfo de Geraint Thomas?

En el Giro 2013 ganado por Vincenzo Nibali sobre Rigoberto Urán, el mal clima obligó a cancelar la etapa 19 de montaña que llegaba a Martell, y al año siguiente cuando ganó Nairo Quintana, la etapa 16 que cruzó las cimas del Gavia y del Stelvio, estuvo afectada por la nieve y la lluvia. El Giro siempre tiene sorpresas climáticas y este año atípico y bisiesto, puede tener un toque especial.

Baraja depreciada, candidatos y sorpresa.

La cercanía e importancia del Tour de France que concluyó hace menos de dos semanas (Septiembre 20), mermó sustancialmente la presencia de grandes protagonistas, incluyendo al campeón actual, Richard Carapaz, quien fue llamado de emergencia para la escuadra Ineos Grenadiers en el Tour y sacrificó la defensa de su título.

De los seis últimos campeones del Giro, todos activos con excepción del español Alberto Contador, sólo participará el veterano bicampeón italiano Vincenzo Nibali (2013, 2016), uno de los únicos siete ciclistas de la historia en ganar las tres Vueltas, la Triple Corona. A los 35 años, Nibali larga de nuevo como favorito a la victoria, detrás de otro veterano, el galés Geraint Thomas (34) que lidera un fuerte equipo de rodadores en la escuadra Ineos Grenadiers, dispuesta a “sacarse el clavo” de la derrota en el Tour.

Nibali, ha sido siempre podio en el  Giro en lo que va de la década y contabiliza además dos subcampeonatos (2011, 2019) y dos terceros lugares (2010, 2017). Es tal vez su última oportunidad de triunfo luego de la inesperada victoria el año anterior del ecuatoriano Richard Carapaz que lo obligó a contentarse con el subtítulo.

Vencedor de la Tirreno-Adriático, el británico Simon Yates larga como segundo favorito.

Thomas en cambio no tiene palmarés en el Giro. Será su cuarta participación pero ha pasado sin pena ni gloria; fue 118° en 2008, 80° en 2012 y abandonó en 2017. Lo favorece este año la presencia de tres etapas contra-reloj individual (ejercicio en que es uno de los mej0res) y un equipo de rodadores en el que destacan los campeones mundiales Filippo Ganna y Rohan Dennis, el campeón español contra-reloj Jonathan Castroviejo y los escaladores Tao Geoghegan Hart y el joven ecuatoriano (23 años) Jhonatan Narváez, quien corrió el Giro el año anterior.

En teoría Ineos lleva el equipo más sólido, pero Jumbo-Visma llevó la mejor escuadra al Tour y perdió la carrera. En ese sentido, la experiencia de Nibali y su equipo Trek Segafredo, con Giulio Ciccone (16° y campeón de montaña en 2019) y el veterano Gianluca Brambilla, puede jugar en su favor.

El tercer candidato entre los favoritos es el británico Simon Yates, Ganador de la Vuelta 2018 y de la Tirreno-Adriático este año, delante de Geraint Thomas. Yates lidera el equipo australiano Mitchelton Scott y parece estar en excelente forma, pero su equipo es más débil.

En cambio, Astana llega con una escuadra seria en la que figuran dos colombianos y puede estar la sorpresa del Giro 2020. En teoría, el líder es el veterano danés Jakob Fuglsang, quien viene de ganar el Giro de Lombardía, uno de los monumentos del ciclismo. Pero a sus 35 años apenas tiene un 12° lugar en su única participación en el Giro en 2016 y sólo un Top-10 en una gran Vuelta, 7° en el Tour 2013.  La escuadra kasaja incluye a Miguel Angel López, quien termina su contrato y llega cansado del Tour (terminó 6°) con lo cual su aporte será de gregario. Similar será la tarea de uno de los cuatro debutantes colombianos, Rodrigo Contreras (26 años), quien disputará su primera Gran Vuelta de 3 semanas.

Será el debutante Vlasov la gran sorpresa del Giro 2020?

El novato ruso Aleksandr Vlasov (24 años) es un ciclista al que habrá que temerle. Actual campeón de ruta de su país, este año ganó a principios de temporada el Giro dell’Emilia, el desafío del ascenso al Mont Ventoux, fue 2° en el Tour de la Provence detrás de Nairo Quintana y en las últimas semanas fue 3° en el Giro de Lombardía y la Route d’Occitanie, 4° en el Gran Piamonte y 5° en la Tirreno-Adriático y mejor de los jovenes.

Vlasov es un ciclista en progreso acelerado, excelente escalador y buen pasista, con un biotipo excepcional (1,86ms, 68kgs) similar al de Chris Froome y es además el relevo generacional en Astana. Si para el Tour jugué mi carta sorpresa con Pogacar, para el Giro estoy de lado de Vlasov. Su inexperiencia en una vuelta de tres semanas es su debilidad pero frente a los favoritos ciclistas veteranos y con demasiado kilometraje en las piernas, el ruso puede sacar ventaja. Este año ha mostrado ser uno de los más regulares y sólidos y en el Giro debería confirmarlo.

En la edición 103 del Giro d’Italia más de la mitad del recorrido será el paraíso de los velocistas y sprinters y la batalla por las victorias de etapa, embalajes intermedios y la camiseta ciclamino de la regularidad, será de igual o superior nivel a la vivida en el Tour. Y por primera vez, tres colombianos estarán entre los contendientes; Fernando Gaviria como cabeza del UAE Emirates y su compatriota Juan Sebastián Molano, apoyados por el argentino Maximiliano Richeze, uno de los mejores lanzadores de embalaje en el pelotón. Gaviria ya ganó etapa el año anterior en el Giro (la 3a) y mantuvo la camiseta tres días.

Además, en el equipo belga Deceuninck–Quick-Step, irá como su sprinter el cordobés Alvaro Hodeg, quien debuta en el Giro y en una Vuelta de tres semanas. Su compañero irlandés Sam Bennett ganó dos etapas en el Tour y la camiseta verde de la regularidad. La meta de Hodeg en el Giro es alta y entre los principales candidatos y rivales a disputar la preciada camiseta figuran el tres veces campeón mundial Peter Sagan, los italianos Elia Viviani y Filippo Ganna, el australiano Michael Matthews, y el francés Arnaud Demare.

La nómina de ciclistas colombianos la completan otros dos debutantes en el Giro d’Italia: Einer Rubio (22 años) del Movistar, quien se formó en Italia en el equipo continental Vejus TMF  y fue subcampeón del Girobio el año año anterior y campeón de montaña, y Jonathan Restrepo (25) con el Androni Giocattoli italiano, al que se vinculó después de pasar por los desaparecidos Katusha y Manzana Postobón. Su papel de gregarios no les permitirá más allá de luchar victorias de etapa o eventualmente la camiseta de montaña.

Las expectativas son menores que para el Tour de France pero el Giro d’Italia es siempre una carrera plena de emociones con “giros” inesperados en el recorrido, y la edición 2020 es indudablemente una de las más interesantes, difíciles y misteriosas. Benvenuto!

Giro 2020 con Vini d’Italia: Esta vez le toca el turno a Italia y en esta edición 103 de la famosa “Corsa Rosa”, a partir de este sábado que inicia el Giro, mi Blog hará un recorrido por las regiones productoras del país y presentará vinos de mi cava personal representativos de la historia, cultura e industria vinícola italiana. La idea es tener una aproximación diferente y novedosa al primer país productor mundial de vino, Italia, uniendo las pasiones del ciclismo y del vino, de la misma forma que cumplimos en el Tour 2020 con Vinos de Francia.

Los invito entonces a seguir este nuevo proyecto de “Mi Rincón” y a respaldarlo en mi twitter @Rincondecata y Facebook. Desde este sábado #Giro2020conVinidItalia

Tomado del Blog «Mi Rincón», de nuestro colaborador habitual Juan Carlos Rincón (www.blog.rincondecata.com)