Gays y lesbianas marchan en Washington para exigir derechos

0
310

Por BRETT ZONGKER

WASHINGTON — Decenas de miles de activistas gays y lesbianas marcharon el domingo desde la Casa Blanca al Capitolio, exigiéndole al presidente Barack Obama el cumplimiento de sus promesas para permitir que los homosexuales participen abiertamente en el ejército y para terminar con la discriminación hacia ellos.

Banderas de arcoiris y carteles caseros llenaban de color a la multitud que pasó frente a la Casa Blanca, al tiempo que la gente gritaba consignas como: «¡Hey Obama, deja que una mujer se case con una mujer!», o «¡Estamos aquí, estamos orgullosos y no daremos marcha atrás!». Muchos niños participaron en la manifestación y unos pocos opositores estaban cerca del contingente que se extendió varias calles.

Jason Yanowitz, un programador de sistemas de 37 años, tenía a su hija Amira de cinco años sobre sus hombros. Su pareja, Annie, llevaba a su hijo Isiah de dos años en un carrito. Yanowitz dijo que en la manifestación había más gente heterosexual que expresaba su apoyo por los derechos de los homosexuales.

«Si hay alguien sin derechos igualitarios, entonces ninguno de nosotros es libre», dijo.

El sábado por la noche, Obama prometió poner fin a la medida que prohibe que las personas que se declaren abiertamente gays formen parte de las fuerzas militares, pero reconoció ante una multitud que lo vitoreaba que los cambios en la materia, que prometió durante su campaña, no han llegado tan rápido como él esperaba.

«Pondré fin a la política de ‘no preguntes y no digas»’, dijo Obama durante la cena anual de Human Rights Campaign, un grupo defensor de los derechos civiles de los gays. La política «No preguntes, no digas» le permite a los hombres y mujeres homosexuales ingresar a las fuerzas armadas siempre y cuando mantengan oculta su orientación sexual, y el mandatario reconoció que algunos de ellos deben estarse impacientando.

El presidente de la Comisión de Servicios Armados del Senado dijo el domingo que el Congreso necesitará reunir la determinación para lograr la aprobación de la política, un cambio para el cual el ejército podría estar listo.

«Creo que debe hacerse de la forma correcta, es decir con la aprobación del ejército, que me parece es posible ahora», dijo el senador demócrata Carl Levin.

En su discurso del sábado Obama convocó también al Congreso a rechazar la Ley de la Defensa del Matrimonio, que limita la forma en que los organismos estatales, locales y federales pueden reconocer las uniones civiles y determinar prestaciones. Exhortó además a promulgar una ley que extienda las prestaciones a los firmantes de una sociedad de convivencia civil.

Obama expreso su apoyo para terminar con la discriminación de los homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgéneros, pero no presentó un plan detallado sobre la manera de lograrlo.

El organizador de la marcha, Cleve Jones, creador de la fundación AIDS Memorial Quilt, sobre la lucha contra el sida, y uno de los protegidos del activista por los derechos de los homosexuales asesinado, Harvey Milk, dijo que en un principio había pensado no acudir a la marcha, pero ante la falta de cumplimiento de Obama la consideró importante.

«Como hemos visto esto tantas otras veces no queríamos que pasara nuevamente», dijo. «No nos vamos a rendir, aún no hay nada de igualdad».

___

En internet:

Human Rights Campaign: www.hrc.org

Obama: www.whitehouse.gov

Marcha Nacional por la Igualdad: http://equalityacrossamerica.org/