FUNDACION SANTA MARIA, 10 AÑOS EMPODERANDO LA MUJER A TRAVÉS DEL ARTE, LA MÚSICA Y LAS LENGUAS

0
74

Bogotá, noviembre de 2018. Según el más reciente informe del Wold Family Map, Colombia registra el índice más alto de huérfanos en América Latina. La organización internacional Maranata asegura que en la actualidad hay más de un millón de menores huérfanos, ya sea porque falta uno de los padres o porque el 80% viven en situación de miseria y prefieren dejarlos ‘botados’ en alguna parte, porque no cuentan con los medios para mantenerlos.

Así mismo, según estadísticas de la ONU, se ha comprobado que la mujer es menos favorecida en los diferentes ámbitos en los que se desarrolla. El desempleo, la pobreza y el maltrato, las golpea en mayor medida. Colombia pasó de tener 102.5 mujeres pobres por cada 100 hombres pobres en el 2008 a 120.3 en el año 2017. El 84% de los casos reportados por abuso sexual, son niñas menores de 18 años.

Teniendo en cuenta estos dos factores: la orfandad y la situación de las mujeres en Colombia, hace 10 años nació la Fundación Santa María, una ONG colombo británica, dirigido a niñas en estado de abandono y vulnerabilidad. Fue creada por dos colombianas de gran corazón, una radicada en Londres y una en Colombia, conscientes de la situación de la niñez en su país, quienes unieron fuerzas con un visionario empresario inglés, quien vivió en carne propia lo que significa ser huérfano, con el firme propósito de retribuir a la comunidad mundial sus experiencias y ayudar a los niños menos favorecidos, garantizando que el 100% de las donaciones vayan al beneficio de las niñas.

Juntos, investigaron y encontraron que además de tener una fundación para apoyar con recursos a las niñas, cubrir sus necesidades primarias y asegurar su buena educación, podrían brindarles algo que realmente las empoderara y las reconciliara con sus propias vidas, es así como dentro de la Fundación Santa María crearon la primera escuela de música, lenguas y arte en Colombia PETER MOWLAND ACADEMY FOR GIRLS, en homenaje a uno de sus fundadores. La academia está conformada por dos orquestas de cámara y un coro de música clásica femenina, con el apoyo de la orquesta filarmónica de Bogotá, bajo la dirección de Fabián Peñuela, artista formador principal de esta orquesta y la Associated Board of the Royal Schools of Music en Londres.

A través de la música, lenguas y el arte, la organización promueve objetivos terapéuticos relevantes, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas. Las niñas asisten a la fundación para ser atendidas por profesionales en música, artes e idiomas. Las voluntarias que se desplazan desde diferentes puntos del mundo, están altamente calificadas para brindarles espacios donde la música y el arte son los medios principales para sanar todas las heridas causadas por la soledad, el abandono y la falta de recursos para tener las condiciones que como seres humanos merecen.

La Fundación anualmente alberga aproximadamente 100 niñas, pertenecientes a hogares de protección, familias de las veredas de Chía, hijas de madres cabeza de familia, niñas del resguardo indígena, hijas de trabajadores de los cultivos de flores y niñas de condiciones especiales por su grado de desprotección y vulnerabilidad. Algunas de las niñas que se acercan, no sólo han perdido a la madre, al padre o a la familia, sino que también en algunos casos, han sufrido abusos de diferentes maneras.

“Deseamos que este proceso las lleve en su adultez a ser miembros independientes y autónomos de la sociedad, adquiriendo una verdadera identidad y una excelente educación que las empodere como mujeres. En la Fundación Santa María, la meta principal es que a través de lenguajes artísticos, logren ser personas resilientes, emprendedoras, mejores ciudadanas, mujeres cuidadoras de la vida, compasivas, con valores y dispuestas a transformar la sociedad en la que se desenvuelven”, afirma Lady Rodríguez, directora de la Fundación Santa María.

Este año para celebrar 10 años de tocar vidas a través de la música y el arte, las niñas de la orquesta sinfónica de la escuela harán una presentación titulada: La música llena el infinito entre dos almas de Rabindranath Tagore, para agradecer a sus donantes por contribuir al empoderamiento de sus vidas.