Florida: Voto contra Sotomayor puede influir elección de senador

0
442

Por LAURA WIDES MUNOZ

MIAMI — Si hay un lugar donde el rencor causado por el proceso de nominación de Sonia Sotomayor a la Corte Suprema puede tener consecuencias permanentes es en Florida, el estado donde vive la segunda mayor comunidad puertorriqueña fuera de la isla y que se ha vuelto un molesto indeciso en las elecciones nacionales.

Aunque el senador cubano-estadounidense Mel Martínez —quien anunció el viernes que dejará su banca un año antes de tiempo— fue en contra de su partido para votar por Sotomayor e instó a sus compañeros republicanos a hacer lo mismo, los dos principales candidatos de su partido a reemplazarlo se opusieron a la jueza, hija de puertorriqueños.

La posibilidad de que ellos u otros republicanos paguen el precio de esa oposición será crucial en la elección para reemplazar a Martínez y en otras campañas futuras.

Los votantes hispanos en varios estados indecisos de gran importancia se arrojaron en brazos del Partido Demócrata el año pasado y así debilitaron la hipótesis de que el bloque de electores de más rápido crecimiento puede votar a cualquiera de los dos partidos.

Ahora, los observadores dicen que Florida mostrará cuánto puede el proceso de confirmación de Sotomayor afectar las futuras elecciones en todo el país. La jueza fue confirmada el jueves con un voto de 68-31 y sólo nueve republicanos la apoyaron.

«Florida será la zona cero», dijo Janet Murguía, que encabeza el Consejo Nacional de La Raza, una organización de defensa de los intereses hispanos, de tinte progresista.

Más de 725.000 puertorriqueños viven en Florida, concentrados en la región central del estado que incluye a Tampa, Orlando y Daytona Beach. Con frecuencia, han votado a los republicanos, en especial en las elecciones locales y estatales, y podrían tener un papel clave en decidir quién reemplaza a Martínez. El Centro Hispano Pew estima que los puertorriqueños son un 4% de los votantes del estado.

«Se lo considera un voto cambiante que puede definir una elección estatal», dijo la consultora republicana Ana Navarro. «No puedo más que pensar que este voto (contra Sotomayor) y las declaraciones que estos candidatos están haciendo será un factor muy importante para la comunidad latina y en carreras disputadas esos factores marcan la diferencia», añadió.

Charlie Crist, el popular gobernador que encabeza las encuestas para la elección, dijo que se oponía a Sotomayor por su historial respecto del derecho a portar armas, aunque una vez nominó a la Corte Suprema del estado a un juez a quien se opuso la Asociación Nacional de Portadores de Armas (NRA, en inglés).

El cubano-estadounidense Marco Rubio, otro candidato, también se opuso a Sotomayor por el tema de las armas y porque la jueza dijo que respetaría el precedente de Roe vs. Wade, el caso de 1973 que legalizó el aborto.

Angelette Avilés, dueña de una empresa de mercadeo en Tampa y militante republicana, cree que los votantes hispanos se fijarán más en la economía y la reforma de salud que en Sotomayor.

«La gente recordará este momento histórico más que el hecho de que fue un republicano quien votó contra ella, a menos que los demócratas lo usen contra él», dijo.

(AP)