Féretro de Jackson camino a servicio público

0
473

Por JESSE WASHINGTON

LOS ANGELES — Una carroza fúnebre con el féretro dorado de Michael Jackson comenzó su corto recorrido al Centro Staples el martes tras un servicio privado en un cementerio de Hollywood Hills.

Miembros de la familia Jackson y docenas de amigos, guiados por sus padres Joe y Katherine, fueron vistos entrar a un edificio del cementerio. Medios noticiosos calculan que hasta 20 helicópteros sobrevolaron el área.

La policía dijo que tras la ceremonia privada el cuerpo de Jackson sería trasladado al Centro Staples para el servicio conmemorativo público del cantante, que sería televisado alrededor del mundo. Se espera la asistencia de personalidades como Stevie Wonder, Mariah Carey, Usher, Lionel Richie, Kobe Bryant, Jennifer Hudson, John Mayer y Martin Luther King III.

Fuera del Centro Staples, Claudia Hernández, de 29 años, dijo que cuando niña le encantaba oír la música de Jackson en su natal México. Ahora una maestra auxiliar en una guardería infantil en Los Angeles, Hernández dijo que lloró con la noticia de su muerte.

«Estoy tratando de contener mis emociones», dijo Hernández, quien llevaba puesta la pulsera que le permitiría entrar al servicio y portaba una fotografía enmarcada de Jackson. «Sé que ahora está enseñándole a los ángeles a bailar».

La policía bloqueó calles y aconsejó a quienes no tengan boletos que se mantengan alejados porque no podrían acercarse al lugar.

Dentro del Centro Staples, una luz azul bañaba un escenario y una variedad de flores amarillas y naranja decoraban un podio. El fondo incluía una foto de un sonriente Jackson mirando al cielo y las palabras: «En memoria de Michael Jackson Rey del Pop. 1958-2009».

Fuera de la arena, pantallas de video exhibían un foto-montaje de la vida de Jackson, desde niño, junto a celebridades como Luciano Pavarotti y Marcel Marceau y miembros de su familia.

Algunos admiradores pudieron pasar las barreras y entrar al área inmediata la mañana del martes. Docenas de vendedores ambulantes se alinearon para vender camisetas, fotos, botones y otros artículos con la imagen de Jackson.

Más de 1,6 millones de admiradores se registraron en Internet con la esperanza de poder asistir a la ceremonia en el Centro Staples, y sólo 8.750 fueron seleccionados.

Los Angeles era el epicentro de una Jackson-manía, pero el flujo de emoción era mundial. Las dos cadenas nacionales de Bélgica transmitirían el servicio del martes en vivo y cientos de seguidores de Jackson se habían reunido en un centro comercial de Hong Kong.

En Estados Unidos, unos 50 teatros, desde Los Angeles hasta Topeka, Kansas, y Washington, planeaban transmitir el servicio en vivo gratis. Jackson murió el 25 de junio a los 50 años.

«Existen ciertas personas en nuestra cultura popular que simplemente capturan la imaginación de la gente. Y al morir, se hacen aún más grandes», dijo el presidente Barack Obama a CBS desde Moscú. «Ahora, debo admitir que esto también es alimentado por los medios las 24 horas del día de manera insaciable».

(AP)