Falleció Michael Jackson, controversial rey del pop

0
388
"/>

Por NEKESA MUMBI MOODY y DERRIK J. LANG

LOS ANGELES — Michael Jackson, el sensacional «rey del pop» cuyo magnífico talento estuvo acompañado por revelaciones de una extraña vida personal, falleció el jueves. Tenía 50 años de edad.

Una fuente allegada a la situación y que pidió permanecer anónima dijo que Jackson falleció el jueves en un hospital de Los Angeles.

No quedaban claras las circunstancias de su muerte. Equipos de emergencia acudieron a su hogar en Los Angeles a las 12.30 de la tarde y lo encontraron sin respirar, dijo el capitán de bomberos Steve Ruda al Los Angeles Times. Añadió que los paramédicos intentaron resucitarlo y lo llevaron al Centro Médico de la Universidad de California en Los Angeles.

La muerte de Jackson pone fin a una vida turbulenta y a veces trágica. Fue estrella desde niño como parte de los Jackson Five, y era en los años 1980 indiscutiblemente el artista más influyente en la música pop, que supo combinar la música negra con la de los blancos y que fue pionero de los videos musicales transmitidos entonces por el canal MTV.

Era quizás el artista más electrizante de su generación: famoso por sus bailes frenéticos en que se agarraba la ingle y cantaba con voz alta salpicada de chillidos y temblores. Su guante solitario, lentes oscuros y apretada chaqueta de militar con charreteras eran lo que más lo distinguían, aparte de su semblante varias veces alterado por la cirugía. Con el paso de los años su tez se volvía más pálida y su nariz más espigada.

Su álbum «Thriller» — lanzado en 1982 y que incluyó los éxitos «Beat It», «Billie Jean» y «Thriller» — sigue siendo hasta el día de hoy el más vendido en la historia con 26 millones de ejemplares.

Con el paso de los años se volvió cada vez más extraño. Sus rasgos faciales parecían plásticos. Se rodeaba de niños y actuaba como uno de ellos. Vivía en una palaciega mansión llamada Neverland, se cubría el rostro con una mascarilla de cirujano y andaba con un chimpancé de nombre Bubbles.

Fue acusado de abusar sexualmente de un niño de 13 años sobreviviente de cáncer, pero se le exoneró en el 2005. Se llegó a decir que Jackson sedujo al joven con licor y que lo manoseó. Aunque fue exonerado, su imagen pública nunca se recuperó y su afán por los prodigiosos gastos lo fue dejando casi sin dinero.

Una multitud se aglomeró frente al hospital a medida que se corría la voz sobre su fallecimiento. La entrada de emergencia del hospital fue acordonada por la policía.

En el distrito comercial y teatral Times Square de Nueva York, se escuchó un gemido colectivo de la calle cuando uno de los carteles noticiosos anunció la noticia y la gente sacaba sus teléfonos celulares para compartir el momento.

«No es una broma, ha desaparecido el rey del pop», dijo Michael Harris, un neoyorquino de 36 años, leyendo un mensaje de texto en su celular. «Es como cuando asesinaron a Kennedy, siempre voy a recordar este momento».

Jackson se estaba preparando para lo que debía ser su más espectacular retorno al estrellato: A partir del 13 de julio iba a batir un récord ofreciendo 50 conciertos en un centro de espectáculos de Londres. Estaba ensayando en Los Angeles para ese concierto que iba a ser un extravagante intento por reivindicar al Michael Jackson de antaño: enérgicos bailes, deslumbrante escenografía y pegajosos ritmos.

(AP)